El Correo
Alavés

Derroche con nulo resultado

fotogalería

El Alavés se ha adelantado, pero la espoleta del árbitro ha sido demasiado para luchar contra la pólvora merengue / Iosu Onandia

  • El Alavés se adelanta, pero cae ante un Real Madrid con triplete de Ronaldo y ayuda arbitral

El Alavés ha protagonizado esta tarde ante el Real Madrid un gran derroche saldado con nulo resultado. Una goleada fraguada en los instantes finales que, como puede ocurrir ante este rival, en poco tiene relación con el juego. Pese a adelantarse con un tanto de Deyverson, tres goles del renacido Cristiano, que también ha fallado un penalti, y otro de Morata han acabado con el esfuerzo alavesista.

Intenso y brillante antes del descanso, y después escaso ya de empuje para inquietar al rival. Por medio se ha mezclado Sánchez Martínez, el colegiado murciano que ha realizado uno de esos arbitrajes preventivos favorables a un grande. Predispuesto a señalar solo en un área. No ha dudado en conceder pena máxima en un balón que Deyverson ha tocado, entre brazo y cabeza, cuando se encontraba en la barrera. Tampoco después, cuando ha sacado el catalejo para observar un agarrón de Torres, obstruido por Morata, al propio Cristiano. Ni en ninguna otra acción, como el reparto de tarjetas o faltas. Cuestiones que han minado a la escuadra vitoriana, más allá de que el acierto del Real Madrid haya marcado una vez más las diferencias.

El duelo ha comenzado sin sorpresas en las alineaciones. Pellegrino, como había dejado entrever, se decantó por volver la defensa de cinco con Raúl García incrustado como tercer central. Para dejar un Alavés donde Theo y Manu García han sido las novedades respecto al último partido en sustitución de Marcos Llorente y Katai. Tampoco Zidane ha experimentado, para cubrir la ausencia de Carvajal con Danilo y mantener el trío Bale, Benzema y CristianoRonaldo en ataque.

Sobrevivir

La escuadra albiazul ha planteado el duelo que le interesaba y en el que podía sobrevivir. Es decir, conceder el balón al advesario, esperar ordenado y salir con velocidad. En una de las primeras, Theo Hernández, auténtico dolor para la zaga madridista, ha completado una de sus cabalgadas que, tras el centro atrás y la indecisión entre Navas y Varane, ha permitido a Deyverson marcar. Ante el delirio de una grada entregada. Un tanto que ha descentrado al Real Madrid, sin capacidad de sujeta a un inconmesurable Theo. Edgar, en un cabezazo, ha rozado el segundo.

Pero todo se ha torcido poco después en la acción polémica del partido. Una falta lanzada por Bale y donde Deyverson ha levantado el brazo dentro del área cuando se encontraba en la barrera. Las imágenes apuntan a que ha rozado el balón con el brazo extendido antes de que le rebotara en la cabeza. Como en tantos otros casos, el árbitro no ha dudado en ofrecer el beneficio de la duda al grande. Penalti y empate de Cristiano. El Real Madrid en estado puro apareció después. Con un Alavés aplicado en su trabajo y hasta con brillo en algunas combinaciones, el gol fue visitante. En una acción rápida desde la banda donde el duro disparo de Cristiano, que con la fortuna de un rebote en Feddal, se ha hecho imparable para Pacheco. Para constatar lo que puede ocurrir ante un adversario así. De una notable primera mitad, un 1-2 tan inmerecido como real.

El Alavés ha podido regresar al partido tras el descanso, pero entonces apareció Keylor Navas, para detener la clara ocasión de Camarasa. Después, mucho esfuerzo, jugadores ya en el límite del oxigeno y un Real Madrid que no conseguía rematar la faena. No lo ha hecho hasta siete minutos del final, tras la conexión Marcelo-Cristiano. Poco después apuntillaba Morata. Para dejar una amarga goleada en Mendizorroza, que ha reconocido el esfuerzo albiazul.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate