El Correo
Alavés

Deportivo alavés

Atasco en Mendizorroza

fotogalería

El esfuerzo colectivo del Alavés no encontró premio en Mendizorroza / Igor Aizpuru

  • El Alavés suma otro punto ante un Deportivo ordenado y con más opciones de llevarse el partido

El Alavés ha salvado este lunes un punto en un partido plano donde solo ha despertado en el tramo final ante un Deportivo que disfrutó de más opciones de llevarse el triunfo de Mendizorroza. El conjunto albiazul sigue invicto en la competición después de cuatro jornadas, aunque continúa sin ganar y sin marcar en los dos choques disputados en casa. Este lunes, ni a través de un dibujo inicial con cinco defensas ni después con múltiples variaciones tácticas, el debut de Katai y la entrada final de Toquero y Santos, le ha dado para desequilibrar a un rival aseado al que le ha faltado remate para decidir el choque. Afortunadamente, no ha sido la tarde de Florin Andone y también ha acompañado la fortuna cuando Laguardia, de lo mejor del conjunto vitoriano, ha cabeceado hacia su propia portería y el balón ha rebotado en el palo. Quedaban apenas nueve minutos y suspiro ha recorrido el campo.

Como ya sucedió en la visita al Camp Nou, la alineación de Pellegrino volvió a sorprender. Con una sola modificación en el once, la entrada del capitán Manu García por el colombiano Daniel Torres, pero mucha sustancia. El técnico mantuvo de forma inesperada la línea de cinco defensas. Frente a un Deportivo de la Coruña sin grandes novedades, más allá de la espera entrada de Brumo Gama y Moreno en las alas del ataque, con Florin Andone como único punta tras la lesión de Joselu.

El Alavés se ha quedado sin la pujanza del choque anterior en casa ante un adversario siempre ordenado, que ha apretado arriba y ha complicado la salida de balón albiazul. Para los albiazules se trataba de aprovechar las bandas, con los laterales Femenía y Theo muy adelantados, con Ibai y Edgar esta vez algo más centrado. Pero las acciones en las que el conjunto albiazul ha profundizado han sido limitadas. Ante un conjunto gallego que también ha conseguido neutralizar cualquier impuso albiazul a base de tocar la pelota con naturalidad en su centro del campo. Un Deportivo, con más fútbol que remate, y donde solo una aparición de Florin Andone ha inquietado. En un remate claro dentro del área que se le ha ido fuera. Pero la tendencia era visitante, con acumulación de faltas y córners ante una escuadra vitoriana con cierta desorientación. Para el equipo local, una llegada de un incisivo Theo, con disparo cruzado y raso ha sido casi todo el bagage.

Cambios

Pellegrino, pasada una media hora de intensidad y tedio, ha decidido modificar el esquema. Para transmutar en un 4-2-3-1, con Raúl García en el lateral, Theo como interior e Ibai, en la media punta para acompañar a un Deyverson tan esforzado como sin opciones. No han existido demasiadas variaciones en el guión tras el descanso, salvo un inicio con más aire. El técnico alavesista ha tratado de ponerle picante con el debut de Katai, pero las amenazas surgían de un rival que casi siempre se ahogaba en la orilla. Con más llegada que peligro real. Aún así, el Alavés seguía sin carburar y apenas lo ha hecho después. Con la entrada de Toquero y, entonces, los mejores minutos con un potentísimo Theo rompiendo líneas. Tampoco ha acertado el cuadro albiazul en sus contadas ocasiones y, al final, en un duelo atascado, al menos se han evitado daños mayores.

Directo