El Correo
Alavés

DEPORTIVO ALAVÉS

Pellegrino: «El Barça nos ha hecho disfrutar y crecer»

Raúl García trata de alcanzar a Arda Turan antes de que dispare.
Raúl García trata de alcanzar a Arda Turan antes de que dispare. / Jesús Andrade
  • El entrenador argentino ensalza la «ilusión» y el «hambre» del Alavés, considerado ya una de las grandes sorpresas de la Liga

Mauricio Pellegrino trataba de mantener la serenidad tras el épico triunfo que firmó el Alavés en el Camp Nou. Pero por mucho que su discurso no dejara entrever un ápice de euforia, las palabras del argentino estaban cargadas de felicidad. «Lo más importante es la ilusión y el hambre que hemos mostrado. Tener un equipo capaz de rebelarse contra cualquier verdad del fútbol», lanzó el técnico del Alavés, el mejor verdugo de los inmortales hasta hoy.

El míster se desgañitaba en cada balón perdido, tenía el corazón pasado de revoluciones, por mucho que el Barça apenas pudiera traducir su dominio en ocasiones. «Yo he sufrido mucho», respondía sonriente Pellegrino, exultante por haber impedido a los de Luis Enrique desplegar su fútbol de salón. «No han podido crearnos grandes ocasiones. Hemos jugado a impedir que ellos jugaran a lo que saben», celebraba el entrenador albiazul.

El Alavés continúa en proceso de construcción y aún busca su identidad, pero el choque de anoche define casi por completo su ADN, considerado ya como una de las grandes sorpresas de la Liga. Los albiazules aún no han recibido ningún tanto con la pelota jugada. Sus adversarios solo han podido batir a Pacheco a balón parado, ya fuera de penalti -Gameiro, en la jornada inaugural-, o de córner, como ayer lo hizo Mathieu. El excelente balance defensivo del Alavés, que además ha visitado a dos de los mejores equipos de Europa, dibuja ya una de las grandes sorpresas de la competición.

«El Barça nos ha hecho disfrutar y crecer», decía Pellegrino, que destacó la labor de Deyverson cuando se pegaba con los defensas blaugrana. El brasileño, de hecho, se anticipó en el primer tanto a Mascherano, uno de los mejores futbolistas del mundo en los balones divididos, y se presentó como el goleador que necesita el Alavés para cimentar su salvación. «Sabíamos que ‘Dey’ nos ayudaría en el juego directo», le felicitó Pellegrino de manera tácita. El delantero sirvió segundas jugadas sin descanso a Edgar e Ibai, cuyo esfuerzo fue tan plausible como su capacidad para mantener la cabeza fría en uno de los escenarios más temibles y donde el vértigo se respira.

El planteamiento de Pellegrino sorprendió a Luis Enrique, que no pudo reaccionar a la solidez defensiva albiazul. «No habíamos contemplado el 5-4-1», admitió el técnico blaugrana, que reconoció el gran papel que realizó el Alavés tanto ayer como en el Vicente Calderón. Incluso, el argentino deslizó en la rueda de prensa previa al encuentro que mantendría un ‘once’ similar al de las últimas semanas. El argentino, no obstante, se guardó un as bajo la manga, que desbarató las intenciones de los mejores jugadores.

«Estos partidos nos permiten creer que podemos competir contra cualquiera», festejó Pellegrino, que mantiene a su equipo invicto tras el arranque más complicado de todos los contendientes de la Liga.