El Correo
Alavés

alavés

Katai, el hombre que surgió de un volcán

Aleksandar Katai celebra un gol con el Estrella Roja.
Aleksandar Katai celebra un gol con el Estrella Roja.
  • Los excompañeros y amigos de Katai lo dibujan como un jugador explosivo, goleador y que se agiganta en los partidos más calientes

Cuando Aleksandar Katai llevaba cerca de un mes en el Estrella Roja, casi nadie en el club sabía si era diestro o zurdo. Un experimentado empleado, que había trabajado durante más de un lustro en el club rojiblanco de Belgrado y solía tener un estrecho contacto con los futbolistas, se decidió a preguntárselo. «Eres zurdo, ¿eh?», le espetó al nuevo jugador del Alavés, que le miró extrañado y ladeó la cabeza. «Venga, no me vaciles. Llevo un mes viéndote jugar y le pegas mejor y más fuerte con la izquierda», continuó. El atacante le sonrió, le agradeció el piropo y le insistió en que era diestro.

Quienes mejor conocen a la última incorporación albiazul, que jugará en Mendizorroza durante las tres próximas temporadas tras estampar su firma minutos antes de que el mercado echara el cierre, le describen como un hombre divertido y cercano, pero explosivo e irreverente en el césped. «Tiene que sentir que la atmósfera es suya, creer en que lo que le rodea es real y que está en su casa. Así, se echará el equipo a la espalda sin dudarlo», asegura un antiguo trabajador del Estrella Roja, que se define como «un gran amigo» de Katai. El mediapunta, que puede actuar en cualquiera de las dos bandas o por detrás del delantero, se sentía como un gigante en el ‘Pequeño Maracaná’ de Belgrado, donde era considerado un auténtico ídolo. Los derbis capitalinos ante el Partizan terminaron de forjar al jugador, que se encuentra entre los tres mejores futbolistas serbios para los aficionados, a la altura de Matic (Chelsea) y Tadic (Southampton).

La facilidad con la que Katai se desenvuelve con sus dos piernas le permiten actuar por toda la zona de ataque, de trazar una diagonal hacia el área o apurar hasta la línea de fondo para asistir al delantero. En el último curso, sin embargo, el mediapunta se destapó como un goleador de altura, con 21 goles en 36 partidos con el Estrella Roja. Al nuevo jugador albiazul, no obstante, le encanta asociarse con el rematador, lo que le convierte en un mediapunta hábil, generoso y con pegada.

Mauricio Pellegrino aseguraba en una reciente entrevista con este periódico que buscaban más a un futbolista que actuase por delante de la medular para dar «pausa» al juego. Es decir, que pudiera levantar la cabeza, dar tiempo a sus compañeros y dirigir el ataque. «Me parece que el Alavés ha fichado a la versión rápida de todo eso. Por supuesto que Katai es capaz de hacerlo. Cuando coge el balón desde el extremo, parece que tiene una vista panorámica del campo. Es casi imparable», asegura uno de los antiguos responsables del Estrella Roja.

El '10' indiscutible

A los hinchas del equipo de Belgrado se les partió el corazón cuando supieron que su estrella se iría al Celta, primero, o al Alavés, por ‘solo’ dos millones de euros. «Es un precio muy bajo, pero son las reglas del juego. Esta es nuestra situación», dice el antiguo miembro del club, consciente del necesidad de desprenderse de los jugadores con más talento por su delicada situación económica. Y eso que a Katai le costó conquistar a los seguidores más fieles, ya que su rendimiento generó algunas dudas al inicio. De hecho, el atacante llegó algo fuera de forma porque el Olympiacos le dijo que no contaba con él y le tuvo casi entrenando por su cuenta.

Pero el pasado curso nadie discutía ya que Katai fuera el comandante del ataque rojiblanco, el que luciera el '10' y quien liderara al fin al Estrella Roja a la fase de grupos de la Champions. Aquello se truncó cuando el Ludogorets les dejó fuera tras una cruel prórroga, y el destino de Katai dio un giro absoluto. Desde hoy, intentará hacer suyo Mendizorroza.