El Correo
Alavés

«Las sensaciones no han sido del todo buenas, pero vamos a hacer un buen partido en el Calderón»

Fernando Pacheco (24 años), que puede debutar hoy en Primera, sonríe ante una de las miniporterías de Ibaia.
Fernando Pacheco (24 años), que puede debutar hoy en Primera, sonríe ante una de las miniporterías de Ibaia. / Jesús Andrade
  • Fernando Pacheco - Portero del Alavés, El guardameta recuerda que «la Liga lo cambia todo» y ante un arranque «tan exigente» está seguro de ver «a un Alavés muy enchufado»

Fernando Pacheco, posiblemente el jugador más decisivo del Alavés del pasado ejercicio, es uno de los pocos supervivientes del ascenso. Todo apunta a que mantendrá la titularidad entre los palos en el retorno albiazul a Primera División, que será igualmente su estreno en la categoría. Con solo 24 años y una proyección sin límites, admite que el verano ha sido atípico con el rosario de fichajes, pero confía en que el equipo «dará la talla» en el campeonato. Como también en la puesta de largo de hoy ante un adversario tan exigente como el Atlético de Madrid. «Las sensaciones no han sido del todo buenas» -reconoce sobre los amistosos- «pero la Liga lo cambia todo. Vamos a hacer un buen partido en el Calderón», advierte el guardavallas.

Por fin arranca la competición. ¿Ilusión, nervios? ¿Qué detecta en el vestuario?

En lo personal, mucha ilusión y muchas ganas de que empiece esto porque es un reto muy bonito y apasionante para todos. Y en lo colectivo, igual, deseando que llegue la hora del partido y tratar de comenzar bien la temporada.

Aunque el Alavés siempre es sinónimo de reconstrucción veraniega, en esta ocasión estamos hablando de 17 fichajes por ahora. ¿A qué tiene que agarrarse el grupo cuando el acoplamiento es mínimo?

Los que llevamos más tiempo aquí tenemos que tratar de ayudar a los que acaban de venir para acelerar ese proceso de adaptación. Evidentemente, no es fácil cuando se trata de mucha gente nueva y cada uno de un lugar. Pero también creo que ha venido gente muy sana al vestuario que llega para ayudar y todos tomaremos la misma dirección para sacar esto adelante. Eso es lo más importante.

Un verano de amistosos con cambios constantes en el equipo, entrada de fichajes en cada uno de ellos... ¿Con qué se queda?

Siempre he pensado que las pretemporadas sirven, sobre todo, para coger la forma y llegar al inicio de la Liga en un buen punto físico. Es cierto que en nuestro caso falta acoplamiento en el equipo e incluso puede que algún otro fichaje más. Pero también creo que el equipo se ha mostrado sólido -dos goles encajados en siete duelos- y eso es muy importante. Hemos sido fuertes atrás y seguir siéndolo va a ser fundamental esta temporada.

«El fútbol no tiene memoria»

Apenas han pasado dos meses y medio desde el ascenso. ¿Pensaba que podía producirse un cambio tan radical en banquillo, dirección deportiva y plantilla?

Bueno... El fútbol tiene estas cosas. En mi caso, guardo un recuerdo increíble de lo que vivimos la pasada temporada, pero sabemos que el fútbol no tiene memoria. Solo nos queda pensar en que han llegado muchísimos compañeros y hay que remar en la misma dirección.

El Real Madrid tenía una opción de repescarle este verano. ¿Pensó en algún momento en que podía salir del Alavés pese a su contrato?

No. Tenía clarísimo que quería seguir en el Alavés y así se lo dije a mi representante desde el primer momento.

Supongo que una consecuencia, precisamente, de la campaña anterior y el salto a Primera.

Por todo. No es normal llegar a un equipo que no tiene como objetivo el ascenso y acabar campeones. A eso hay que sumar cómo me sentí tratado por el club, por la afición y esa temporada tan bonita. La verdad es que estoy muy agradecido por lo que pude vivir la campaña pasada.

A mitad de ese ejercicio ya decía que podía asegurar que había acertado fichando por el Alavés. Lo tenía claro.

Sí y todavía quedaba todo lo bonito que llegó después. Pero hay que olvidar eso y centrarnos en el objetivo de la permanencia. Sabemos que nos vamos a encontrar una temporada muy difícil por delante y hay que estar preparados. Somos conscientes de que es un reto muy exigente pero también creo que el equipo va a dar la talla.

Si no hay sorpresas y tras lo visto durante el verano, a la mágica temporada pasada se unirá su debut en Primera en el Calderón. ¿Tiene esa sensación?

Bueno, yo trabajo para ello y al final, ya sabemos, el que toma las decisiones es el entrenador. Por mí no va a quedar. Trato de entrenar duro y ponérselo difícil. Pero juegue o no, la idea siempre tiene que ser estar ahí para ayudar en lo posible al equipo.

¿Qué le pide en lo personal a la temporada?

Bueno, es mi debut y es lo que sueña uno desde pequeño. Pero sobre todo sé que lo importante es que salgan bien las cosas en lo colectivo, porque al final es lo que ayuda a que sea también un buen año en lo personal.

Casi nadie duda de que usted fue uno de los mejores porteros de Segunda en 2015-16. ¿A repetirlo en Primera?

Hombre... El primer objetivo tiene que ser siempre superarse y que cada año que pase seas mejor. Mi idea es ser mejor portero que el año anterior. Después, está claro que estar entre los mejores en Primera es muy difícil porque el nivel es altísimo, aunque confío en mí y creo que todavía tengo mucho por mejorar.

Llega a Primera División con solo 24 años.

Es cierto que algunos porteros han llegado más jóvenes, como Iker Casillas o Víctor Valdés, pero la verdad es que no es lo normal.

Algún guardameta en especial que le guste, ¿su excompañero Keylor Navas?

La verdad que a Keylor le llegó la oportunidad en el Levante después de ser suplente de Munua. Y cuando tuvo la ocasión fue un avión, fue increíble. Es un ejemplo. Me alegro mucho por todo lo que le está pasando.

«Trata de ser atrevidos»

Por cierto, enfrente tendrá este domingo al Trofeo Zamora de la pasada temporada, con 18 goles recibidos en 38 jornadas.

Oblak es un porterazo y lo ha demostrado. No le ha pesado todo lo que se habló por lo que costó su fichaje -16 millones de euros, procedente del Benfica- y ha demostrado que lo vale.

Hablaba antes de la solidez de pretemporada, que al final fue también la base del ascenso. ¿Es la idea para buscar la permanencia?

El míster nos pide eso, que seamos sólidos, pero también incide en que hay que llegar arriba y buscar los goles. No meternos solo atrás y defender. Creo que vamos a tratar de ser un equipo atrevido dentro del equilibrio.

En Segunda División dejó la portería a cero en buena parte de los encuentros. ¿Tiene que estar preparado para cambiar de chip ante los rivales que tendrá delante?

Al final te vas a enfrentar a algunos equipos con un poder ofensivo muy alto. Es normal que en algún partido te metan algún gol más de la cuenta, pero hay que estar preparado para eso. También pensar que las cosas van a salir bien y vamos a seguir con esa línea de encajar poco.

De José Bordalás, un motivador nato, a Mauricio Pellegrino. ¿Qué idea ha sacado del nuevo entrenador en pretemporada?

Que es muy cercano, habla mucho con los jugadores e intenta que haya buen ambiente. Está muy preocupado por que haya muy buena conexión dentro del grupo, porque al final es muy importante esa unión del vestuario.

¿No será una tarea más complicada ahora, con algunos fichajes de mucha experiencia en Primera, extranjeros y otros muy jóvenes?

Bueno, en lo que ha llegado hasta el momento creo que el grupo va bien. Gente con mucha humildad y ganas de trabajar. Si seguimos en esa línea, vamos a ir bien.

Aunque sea difícil de valorar ahora, ¿qué sensación tiene sobre el nivel deportivo de la plantilla?

El año pasado, la imagen del equipo dejaba muchas dudas y luego empezamos como aviones. Creo que a lo mejor las sensaciones tampoco han sido del todo buenas esta pretemporada, pero es normal con tanta gente nueva. Llegamos en buen momento y vamos a hacer un buen partido en el Calderón, seguro.

«Ojalá Llorente explote aquí»

¿Es el momento de que cada uno muestre su competitividad?

Es que la Liga cambia todo. Comenzar en un campo como este, el Calderón, con lo exigente que es, va a hacer que el equipo esté muy enchufado. Por eso pienso que vamos a hacer un buen partido.

Entre los fichajes han llegado Sobrino y Marcos Llorente. ¿Le toca apadrinar a los exmadridistas?

Je, je... Sí, tengo buena relación con ambos. Ya les escribí y les metí un poquito de presión para que viniesen para aquí. Sí, son dos chicos muy majos y les deseo lo mejor.

Un Marcos Llorente que llega con apenas 21 años y como una de las grandes promesas del Madrid.

Sí, sí... Es un poco ‘empanao’, je, je. No, todos sabemos que tiene unas condiciones futbolísticas muy buenas. Ojalá que explote aquí.

Estreno ante el subcampeón de Europa. ¿Mejor o peor un rival de esta entidad el primer día?

De poco vale pensarlo. El objetivo es comenzar bien la Liga y sacar algo positivo del Calderón.

¿Qué hay que hacer para optar a ese resultado positivo?

Sabemos que nos vamos a encontrar a un rival muy físico, que trabaja muy bien la estrategia y que, además del gran bloque defensivo de los últimos años, ha añadido mucha calidad arriba. Es uno de los mejores equipos de Europa. Contra eso, bueno, intentar ser sólidos sobre todo, evitar pérdidas porque tienen un contragolpe espectacular... Queremos hacer nuestro partido y aprovechar las ocasiones.

Después llegarán fuera Barcelona, Valencia y Sevilla. ¿Hay que agarrarse a Mendizorroza en estos dos meses de competición?

No tiene por qué ser así, aunque veamos que son todas salidas muy complicadas. Está claro que la clave estará en hacernos fuertes en casa. Será uno de los grandes objetivos.

No va a ser por la afición, que volverá a responder.

No hay aficiones en Primera que empujen y aprieten tanto como la nuestra, que cante todo el partido. No tengo ninguna duda de que este año lo va a hacer igual o más. Siempre ha estado ahí apoyándonos.