El Correo
Alavés

pretemporada

Pretemporada en estado puro

fotogalería

Un momento del encuentro / Igor Aizpuru

  • El Alavés, con los jugadores del primer equipo hasta el descanso y el filial después, iguala sin goles ante el Real Unión en un estreno de circunstancias

Alavés y Real Unión han igualado sin goles esta tarde en el Stadium Gal en un choque de pretemporada en estado puro. A los condicionantes habituales del estreno veraniego se ha unido un equipo albiazul con apenas once futbolistas del primer equipo, incluidos dos porteros. Diez de ellos han protagonizado una primera parte discreta, con más dominio que llegadas claras al área rival, mientras que el filial al completo, junto a Ortolá han disputado una segunda mitad también sin brilo. El debut del meta procedente del Barcelona, que apenas ha tenido que intervenir, y del venezolano Santos, sin demasiadas opciones, han sido el aliciente de uno de esos duelos espesos de julio donde pocas conclusiones caben extraer, más allá del intento de adquirir poco a poco el ritmo de partidos.

El Alavés de Mauricio Pellegrino ha arrancado con un once inicial que ha incluido a los nueve futbolistas que continúan en la plantilla respecto a la pasada temporada y dos novedades. El extremo del filial David Gallego y uno de los fichajes, el venezolano Christian Santos, que ha realizado su debut con la camiseta albiazul. Para iniciar el choque bajo un dibujo 4-4-2, con Llamas junto a Manu García en el medio centro, Toquero en la banda diestra y Bte arreiro-Santos como primera pareja de ataque. Ante un Real Unión, de Segunda División B, que ha cedido desde el comienzo la iniciativa al conjunto vitoriano.

El equipo albiazul ha arrancado el choque con ganas e intensidad para encerrar a un rival a la espera. Un Alavés que ha dominado con claridad la posesión, pero sin demasiada profundidad, más allá de algunas subidas peligrosas por la banda de Raúl García y Kiko Femenía. Este último, con un punto de velocidad por encima del resto desde el lateral diestro, ha protagonizado algunas de las acciones con más chispa. Aunque el cuadro vitoriano apenas ha aparecido por zonas de remate en la primera parte, más allá de las acciones a balón parado y donde un disparo lejano de Toquero poco después de la media hora ha sido casi la única ocasión, junto a otro cabezazo posterior del vitoriano. El Real Unión, que se ha desperezado ligeramente en el tramo final de la primera parte, ha gozado de una gran oportunidad. Un disparo al palo largo de Tenreiro que Fernando Pacheco, en la primera intervención notable de la temporada, ha conseguido desviar al larguero.

El descanso ha supuesto el final de las probaturas con los futbolistas del primer equipo y la entrada de todos los futbolistas del filial, a los que ha acompañado Adrián Ortolá, en su debut bajo los palos de la portería alavesista. Un equipo en el que han formado Víctor López, el extremo que entrenó toda la temporada pasada con el primer equipo, Asier Benito, que ya debutó con Bordalás, y Dani Iglesias, el futbolista recuperado tras su cesión de la pasada temporada en el Guadalajara. Frente a un Real Unión que también ha introducido nueve modificaciones para darle la vuelta por completo al equipo, en esta ocasión con el veterano Joseba Arriaga sobre el césped, que ha dejado alguna acción de calidad.

Asier Benito y Dani Iglesias, ambos activos, no han acertado en el arranque de la segunda mitad con buenas ocasiones. Pero ha sido un espejismo ofensivo dentro de un duelo que ha continuado trabado, con mucha disputa y escaso juego por parte de ambos bandos. A un cuarto de hora del final, el Real Unión de ha quedado con diez futbolistas por la lesión de Tenreiro, mientras que Pellegrino ha dado entrada también a los juveniles Ibáñez y Alonso. Tampoco con un jugador más han llegado las ocasiones y el choque se ha agotado entre el aburrimiento. Habrá que esperar una semana más, hasta el próximo sábado ante el Huesca, para que el Alavés, con más fichajes en su equipo, pueda ser un mínimo esbozo de lo que llegará a ser en Primera División.