El Correo
Alavés

DEPORTIVO ALAVÉS

«Cuanto menos se hable del Alavés, mejor»

Juli celebra junto a Llamas el 2-1 que dio la última victoria al Alavés.
Juli celebra junto a Llamas el 2-1 que dio la última victoria al Alavés. / Rafa Gutiérrez
  • Juli apela a la unión del vestuario, recuerda que el equipo suma «más de veinte jornadas» en ascenso directo y dice que acude a Alcorcón «con la mentalidad de ganar»

Un ‘enemigo’ exterior siempre ha servido para aunar fuerzas. A cinco jornadas para el final del campeonato, en plena vorágine de cuentas, encuestas y opiniones en los medios nacionales y las redes sociales sobre el desenlace de la Liga Adelante, el vestuario del Alavés siente que, pese a acumular 22 jornadas consecutivas en puestos de ascenso, sigue sin contar demasiado para los ‘expertos’. O, al menos, eso dejó entrever ayer Juli, protagonista en el choque ante el Valladolid con un partidazo y dos asistencias. «Cuanto menos se hable de nosotros, mejor; al final somos junto al Leganés el único equipo que ha ganado 17 partidos. Se trata de los méritos que haces en toda la temporada y estamos ahí», reivindicó.

En concreto, con dos puntos de ventaja sobre la tercera posición, la del Nástic, y tres sobre el Zaragoza, los dos adversarios que le persiguen en la tabla, si bien el liderato queda también a dos puntos tras el pasado empate del Leganés. «Nos han tachado de marrulleros, de tarjeteros, pero ahí seguimos instalados. Con más de veinte jornadas (22) en puestos de ascenso. No sé si ahora nos sacan más o menos tarjetas, pero también se ha dejado de hablar de eso», precisó. Juli considera que en la carrera de fondo que ahora se acerca al final «esto funciona así, pero nosotros seguimos al margen, no nos afecta».

Juli cree que el Alavés debe afrontar las cinco jornadas finales con el objetivo de «seguir disfrutando» de una situación única, la posibilidad de devolver al Alavés a Primera División después de una década. «Se puede decir que conseguimos el primer objetivo en enero, porque teníamos cuarenta puntos, los que ahora suman los de abajo. Seguimos trabajando igual, con mejores o peores partidos, y yo creo que este equipo no tiene techo».

«Sentimentalismo», antes

El futbolista de Alcoy retorna el domingo a Santo Domingo, un campo donde se reenganchó al fútbol «después de una experiencia en Grecia que se me hizo muy larga». Allí cuajó dos temporadas notables (14 goles) y dejó una huella profunda. «Los quiero muchísimo, al equipo y a la afición de allí, pero el sentimentalismo solo aparecerá antes y después del partido», subrayó. Y es que si para el Alavés se trata de una oportunidad de acercarse a la meta del ascenso, el Alcorcón se juega engancharse a las posiciones de ‘play off’ en las últimas semanas de competición.

Para el jugador alavesista, el equipo necesitará «concentración» ante un rival «con una gran plantilla» y que destaca por su fortaleza como local, donde ha logrado 36 de sus 55 puntos. «Es uno de los dos o tres mejores en casa y va a ser complicado, pero el equipo va con la mentalidad de ganar», advirtió. De hecho, con un Nástic-Leganés el domingo, un triunfo albiazul en Santo Domingo supondría un paso determinante.

Juli espera seguir en la línea de juego ofrecida ante el Valladolid, donde su calidad decidió el enfrentamiento, aunque también hizo autocrítica. «Llevaba partidos anteriores donde me hubiera gustado hacerlo mejor, pero solo me interesa el equipo. Tenemos que seguir la misma línea, cometer poquitos errores en defensa y tener presencia en el área contraria para poder aprovechar alguna ocasión», sentenció el albiazul.