El Correo
Alavés

Alavés

Un calendario propicio para apretar

Dani Pacheco trata de zafarse de Tejera en el Alavés-Nástic, el duelo que se repetirá en la última jornada de la Liga.
Dani Pacheco trata de zafarse de Tejera en el Alavés-Nástic, el duelo que se repetirá en la última jornada de la Liga. / Igor Aizpuru
  • Antes del duelo final en Tarragona, el Alavés afronta otros cinco, tres de ellos en casa, donde se jugará casi todas sus opciones

Con dos puntos de ventaja sobre la tercera plaza, una diferencia escasa pero significativa a falta de seis jornadas por disputar, el Alavés arrancará ante el Valladolid el domingo un calendario propicio para apretar. Dentro del evidente equilibrio en Segunda, todo apunta a que la escuadra de José Bordalás se jugará casi todas sus opciones de ascenso directo en las próximas cinco jornadas, tres de ellas en Mendizorroza, antes del duelo final en Tarragona. Un vistazo a los choques que esperan a sus rivales directos apunta a que Nástic y Oviedo, ahora tercer y cuarto clasificados, afrontan un recorrido final más complicado que el albiazul, mientras que el Zaragoza y Osasuna disponen, siempre en teoría, de un tramo final similar al del Alavés. El Girona, séptimo con 55 puntos, también afrontará dificultades. El Córdoba y el Elche, en ambos casos a domicilio, son los dos próximos duelos de los catalanes.

Tras su victoria en Bilbao el lunes, el Leganés, con seis puntos de ventaja sobre el tercero, lo tiene en su mano para estrenarse la próxima temporada en Primera División. Si no se produce una sorpresa, la segunda plaza de ascenso directo, la que ahora ocupa el Alavés, será la única que se disputen hasta seis o siete equipos en el mes final de competición. Entre diez y doce puntos podrían bastar -rondar o superar los 70- y Valladolid, Ponferradina y Numancia pasarán por Vitoria. Después de cinco empates consecutivos en Mendizorroza, cada punto que vuele del paseo de Cervantes a partir de ahora será un lastre. A priori, solo el conjunto de El Bierzo, inmerso en la pelea por el descenso, llegará con necesidad deportiva. El asalto en Lasesarre ante el Bilbao Athletic -posiblemente descendido para entonces- puede ser el comodín dentro de los desplazamientos complicados a Alcorcón y Tarragona.

Para Nástic y Oviedo, el calendario resulta empinado. Los catalanes arrancan fuera ante un Almería necesitado para encadenar después duelos ante Leganés, Zaragoza y Osasuna, además del final ante los albiazules. Los asturianos viajan esta semana al complicado feudo del Llagostera y acabarán la competición también frente a Leganés, Zaragoza y Osasuna. Un cúmulo de enfrentamientos directos que podría beneficiar a los vitorianos.

A priori, Zaragoza y Osasuna tratarán de salvar un trayecto similar al del Alavés. Ambos se miden a Nástic y Oviedo, con otros cuatro choques teóricamente más asequibles. No hay garantías en esta Liga Adelante, pero vencer al Valladolid este domingo y salir de una racha de cuatro partidos sin ganar, permitiría ver un horizonte esperanzador.