El Correo
Alavés

alavés

Bordalás: «No hay que obsesionarse con ser segundos»

Bordalás da instrucciones en Mallorca.
Bordalás da instrucciones en Mallorca. / BLANCA CASTILLO
  • El técnico albiazul pone en valor el punto logrado en Mallorca y se remitió a los próximos encuentros para mantener las opciones

La recta final de la temporada se le está complicando al Deportivo Alavés. El empate de ayer y la victoria del Osasuna ante el Alcorcón (0-1) acercaron peligrosamente a los rojillos en la tabla clasificatoria. "No tenemos que obsesionarnos con tener la segunda plaza, todavía quedan puntos y competición", alegó José Bordalás. "Desde el principio dije que no iba a ser fácil, pero vamos a seguir trabajando", prometió el técnico. Un esfuerzo que, en palabras de alicantino, dará sus frutos y con él "llegarán las victorias" y "nuestros objetivos".

Una jornada más, los albiazules tuvieron que conformarse con volver de Mallorca con un punto, aunque "el objetivo era sumar los tres", según declaró Bordalás. "Ganar era difícil, ha sido un juego muy complicado para ambos equipos", manifestó el míster. Aun así, puso en relieve la importancia de "no irse de vacío" ante un "gran equipo", de cara a unas últimas jornadas, cada vez más disputadas.

Bordalás reconoció las dificultades de sus pupilos a la hora de generar ocasiones de gol y alabó la labor del portero Fernando Pacheco, que "atajó bien un par de disparos" de los locales. Pocos acercamientos a la portería rival tuvo el Alavés, en un "gran encuentro a nivel defensivo", con escasas actuaciones "arriesgadas" por parte de ambos conjuntos. Una cautela motivada por el problema que supone remontar un gol en esta categoría. "Cuando te marcan es complicado darle la vuelta al marcador, para todos los equipos", aseguró el entrenador alicantino. "Así es el juego y somos conscientes de que nos cuesta darle la vuelta cuando nos marcan", declaró Bordalás, poniendo como ejemplo la derrota sufrida ante el Girona en la jornada 34 (1-0).

A pesar de la delicada situación del Mallorca, Bordalás puso en valor la actuación de su rival y la valía de sus jugadores. "Tiene una plantilla magnífica, con claras posibilidades de salvarse y sorprende que esté en la zona baja", comentó. Un conjunto capaz de ganar por 3-0 al vigente líder de la tabla, el Leganés, en la jornada 32. "Que equipos como el Mallorca o el Almería, con grandes planteles, estén cerca del descenso demuestra la dificultad de la Segunda División", añadió e instó a "valorar la campaña" de su Alavés.

Por otro lado, Bordalás reconoció que Carpio "todavía no está bien", después de "muchas jornadas parado", y se mostró satisfecho con el trabajo de Kiko Femenía en el lateral derecho de la defensa.

El rival, nada satisfecho

El entrenador rival, Fernando Vázquez, aseguró no estar nada satisfecho con el resultado a pesar del buen trabajo de sus jugadores. "Tengo que conformarme con el punto, no estoy contento pero es lo que hay. Mejor sumar que no hacerlo", sentenció. Vázquez coincidió con Bordalás en la valoración sobre el apretado encuentro. "Mantuvimos el tipo ante un rival muy complicado", declaró.

Al comienzo del partido "se vio que el equipo salió con determinación", analizó Vázquez. "Estuvimos bien en el primer tiempo, pero después nos desordenamos y el Alavés se vino arriba", admitió. Con todo, "si jugamos con solidez y determinación, como hoy" –por ayer– "hemos demostrado que somos un equipo complicado", afirmó.

Consciente de la posibilidad de que el Mallorca caiga en zona de descenso, alegó resignado que "la situación es la que es" y que tanto los jugadores como el cuerpo técnico estarán presionados. "Lo importante es cómo nos enfrentamos" a esa presión, matizó el entrenador. Ese manejo de la tensión se le antoja clave a Fernando Vázquez a la hora de encarar el tramo final, ya que "los que tengan más seguridad son los que se quedarán en Segunda".

Una actitud, la de sus jugadores, que no levantó ninguna queja del míster. "El equipo no tuvo miedo, jugó con determinación, aunque no obtuvo el resultado deseado, pero la prueba de jugar bajo presión la aprobó con nota", ratificó.