El Correo
Alavés

DEPORTIVO ALAVÉS

Carpio entrena «con normalidad»

Carpio, en el entrenamiento de ayer en Mendizorroza.
Carpio, en el entrenamiento de ayer en Mendizorroza. / D. A.
  • El lateral derecho completa la labor en Mendizorroza, donde Einar fue la única ausencia en el grupo, y podría llegar para el sábado

El Alavés recibió ayer buenas noticas desde la enfermería. La que abandonó Javier Carpio para incorporarse al grupo que dirige José Bordalás. Tras una sesión a puerta cerrada en Mendizorroza, el club anunció que el lateral diestro albiazul había «entrenado con normalidad» junto a sus compañeros «tras recuperarse de una microrrotura en el aductor». La que sufrió en el inicio de la pasada semana y le impidió formar parte de la convocatoria en el duelo ante el Elche.

Todo apunta a que si el futbolista salmantino no sufre ningún problema añadido, mañana podría formar parte de la expedición vitoriana que partirá a Palma de Mallorca para ocupar un puesto en el carril diestro de la zaga que en su ausencia ha sido cubierto por Kiko Femenía con un buen rendimiento. La velocidad del alicantino, en cualquier caso, suele ser un arma que el técnico José Bordalás prefiere utilizar más adelante.

En un Alavés donde Einar Galilea, que se resintió la pasada semana de sus problemas musculares, puede ser la única ausencia obligada para Mallorca. Después del choque ante el Elche, en cualquier caso, tampoco se esperan grandes novedades en la alineación. Si Carpio llega a tiempo, la defensa será la habitual y el trivote formado por Bernardello, Mora y Manu García parece también fijo en los partidos fuera de Mendizorroza. El argentino, que fue el último en incorporarse a las alineaciones, demostró ante el conjunto ilicitano que su rendimiento físico va en aumento. De hecho, fue prácticamente el mejor alavesista en la segunda mitad.

Las únicas dudas residen, a priori, en el ataque. Toquero y Juli han sido fijos toda la temporada y, si no hay sorpresas, a ellos deberá añadirse una pieza. Femenía, Dani Pacheco y Barreiro son las tres opciones, salvo que Bordalás vuelva al esquema 4-4-2. Dos de ellos arrancarán el choque en el banquillo.

Un Zaragoza con bajas

El Zaragoza, el rival más directo del Alavés en este momento, ha entrado en una semana complicada en el capítulo de bajas. Ayer, el Comité de Competición sancionó por acumulación de amonestaciones a Culio y Lanzarote, dos de los habituales en el once, si bien retiró una tarjeta al mediocentro Dorca, que sí podrá actuar en Ponferrada.

El conjunto de Lluis Carreras, no obstante, acumula otras dos ausencias importantes derivadas del choque de la pasada semana ante el Alcorcón. Se trata del colombiano Hinestroza y el capitán Vallejo. El primero de ellos sufre un esguince en el ligamente de la rodilla y el segundo, una rotura de fibras. En definitiva, varias semanas obligadas de descanso para ambos. Resulta evidente que el Zaragoza dispone de una plantilla muy amplia -nada menos que seis futbolistas llegaron en el mercado de invierno-, aunque los problemas físicos se le acumulan en este tramo final.