El Correo
Alavés

Femenía, disponible de nuevo para Bordalás

Femenía se duele en el suelo en el choque ante el Huesca.
Femenía se duele en el suelo en el choque ante el Huesca. / J. ANDRADE
  • El mediocampista alicantino, recuperado de su lesión en el pie derecho, destaca que el albiazul es un conjunto "solidario" en el campo

Después de lesionarse en el transcurso del partido de Córdoba (1-2) y perderse tanto la posterior salida a Albacete (0-1) como la reciente visita del Tenerife a Mendizorroza (2-2), Kiko Femenía ya está recuperado de su dolencia en el pie derecho y dispuesto a recibir instrucciones de José Bordalás, que lo ha vuelto a incluir este viernes en la convocatoria para el choque de Girona, viaje que el equipo ha emprendido este viernes por tren hacia Barcelona. Según ha desvelado Bordalás, se han quedado en Vitoria Toquero por sanción, Einar (lesionado) y Abalo, Llamas y Estrada (no convocados).

Femenía se ofreció ayer para reaparecer con el equipo si el entrenador lo considera oportuno con motivo de la salida a Girona, otro encuentro de altura, para definir aspiraciones de ascenso. «Ya he podido entrenar bien», significó el alicantino en Ibaia. «Mantengo algunos dolores, pero puedo aguantarlos y espero estar esta semana a disposición del míster para lo que necesite», añadió el interior.

El tobillo está siendo este año el talón de Aquiles de Kiko Femenía por sendas contusiones en dos partidos de competición oficial. En este caso, sin embargo, la dolencia es «plantar» y afecta también, según precisó el albiazul, al primer dedo o dedo gordo de su pie derecho. «Desgracias que me han impedido estar en el terreno de juego varias veces y ayudar a mis compañeros», se lamentó cuando cree estar por fin ante una completa convalecencia física. «Pero esta semana estoy bien, espero ir a Girona a hacer un buen partido y que sea la última vez que me pasa algo así», solicitó a la suerte. Eso sí, admite que en el Alavés el puesto se cotiza al alza. «Nadie es titular indiscutible en este equipo. Cualquiera puede jugar. Todo peleamos por el sitio» en la alineación de partida, sostiene.

Con él de nuevo en la lista, el Alavés avanza con firmeza por Segunda camino de Primera División. «Estamos convencidos de sumar de tres en tres puntos. Sabemos que la zona alta de la clasificación está muy apretada, con pocas diferencias». Se trata, asegura Kiko Femenía, de «arrancar diferencia con el tercero para estar más tranquilos». A día de hoy, el conjunto vitoriano (57) saca cinco de renta al dúo Oviedo-Nástic (52). Curiosamente, ambos perseguidores, en la frontera entre el ascenso directo y la promoción, se enfrentarán entre sí el domingo al mediodía, horas después del asalto albiazul a Montilivi.

El empate albiazul contra el Tenerife corresponde al pasado. «El partido que interesa es el de Girona. Hay que olvidar que podíamos tener dos puntos más. Vamos a por los tres. Ese puntito del otro día será bueno al final» si se refrenda en Cataluña. Pero Femenía está de acuerdo que con 2-1 en el marcador el domingo, había que «defender el resultado» a falta de cinco minutos, pese a que el Tenerife sorprendió en un contragolpe y forzó el 2-2. «Son aspectos del fútbol que pueden ocurrir. No hay que darle más vueltas. Lo que diga el míster está más que bien», justifica sobre las declaraciones de Bordalás a la conclusión del duelo.

Montilivi, "complicado"

«Tenemos más claro que el partido importante es el de Girona, un campo difícil». En la ida en Vitoria, el Alavés ganó (1-0), pero el duelo de mañana «será totalmente diferente. Están jugando mejor a fútbol, en casa son fuertes, es un campo complicado. Pero estoy convencido de hacer algo grande allí, sacar los tres puntos», aventuró. «Hemos trabajado esta semana para ello. Al final es estar muy juntos y, como siempre jugamos, ser solidario defendiendo y atacando. Estando unidos podemos sacar los tres puntos».

Como el Alavés, el Girona «puede aspirar al ascenso directo. No han tirado la toalla. El año pasado se quedó a un paso de Primera. Este año tiene mejor equipo, pero cada año es un mundo», dice Kiko Femenía.