El Correo
Alavés

DEPORTIVO ALAVÉS

Segunda, posible estación de paso

Manu García ante Jean Luc, del Nástic, un equipo que busca encadenar dos ascensos consecutivos.
Manu García ante Jean Luc, del Nástic, un equipo que busca encadenar dos ascensos consecutivos. / RAFA GUTIÉRREZ
  • Con solo entre una y tres temporadas en la categoría, Leganés, Alavés, Oviedo y Nástic aspiran a dar el salto a Primera en dos meses

A nueve jornadas para el final del campeonato Leganés y Alavés (57 puntos) por una parte y Oviedo y Nástic (52) por otro se han convertido en los grandes aspirantes a ocupar las dos posiciones de ascenso directo al final de la temporada. En mayor o menor medida, para todos ellos significaría atravesar la Segunda División como una estación de paso. Sobre todo en el caso de asturianos y catalanes, que llegaron al fútbol profesional el pasado verano y podrían repetir el éxito del Eibar, que ya subió dos peldaños sin esperas. Aunque también para un Leganés que ascendió desde Segunda B en 2014 o para un Alavés que lo hizo en 2013. Con solo entre una y tres temporadas en la categoría, todos buscan el salto a Primera, algo que para la escuadra madrileña supondría, además, su estreno en la élite.

Dentro de una temporada en la que se encuentra además en riesgo la estadística de las tres últimas campañas, donde siempre ha ascendido alguno de los equipos que habían descendido meses antes desde la máxima categoría. Racing de Santander, Deportivo de la Coruña y Betis lo consiguieron de forma consecutiva, mientras ahora son Elche (8º) y Córdoba (9º) los que tratarán de continuar esta racha. Todo apunta, no obstante, a que en el mejor de los casos lo intentarán a través de un ‘play off’.

El Almería, que también cayó el pasado verano desde Primera, bastante tiene con tratar de abandonar los puestos de descenso que ocupa desde hace varios meses. En una campaña donde, hasta el momento, otros clubes con mucha solera en el fútbol nacional, como Zaragoza y Valladolid, han sido demasiado irregulares y, salvo reacción espectacular en los dos últimos meses del campeonato, también deberán centrar sus expectativas en asegurar o alcanzar el ‘play off’, algo similar a lo que sucede con Osasuna. De hecho, todo apunta a unas eliminatorias por el ascenso con varios de los equipos con más nombre de la categoría, lo que da aún más valor a las dos primeras plazas.

El Girona, el más veterano

La temporada 2015-16 apunta al éxito de equipos con pocas temporadas consecutivas en Segunda mientras que el más veterano, el Girona (con ocho), también pelea por meter los codos hasta el ‘play off’. El conjunto albiazul se enfrentará este sábado, precisamente, al conjunto que más continuidad ha tenido en la categoría. Un club catalán que se mantiene a dos aguas -sin ascender ni descender- desde el ejercicio 2008-09.

El equipo que dirige Pablo Machín, a tres puntos de la sexta plaza, lucha en realidad por una segunda oportunidad. La que se le escapó el pasado verano de forma insólita. Un gol del Lugo en Montilivi en el descuento del último partido le privó del ascenso directo y después, en la promoción, desaprovechó un 0-3 en La Romareda para caer en casa 1-4. Un insólito rejonazo que el Girona pareció acusar todavía en el inicio de esta campaña, donde llegó a ocupar puestos de descenso antes de aumentar el ritmo en la segunda vuelta. Claro que un ejercicio antes, la misma campaña donde el Alavés logró la mágica salvación en Jaén, el club catalán también escapó del pozo en la última jornada tras una soberbia recta final del campeonato.

Ahora, con 21 puntos en las doce jornadas iniciales -tres más que el Alavés- el Girona es el segundo mejor equipo de los últimos doce partidos, solo superado por el Leganés (23). Resulta evidente que en sus cuentas se encuentra vencer al Alavés este sábado para meterse de lleno en la lucha por una de las seis primeras posiciones. Los dos equipos que siguen al Girona en este ránking son Numancia (7) y Alcorcón (6). Dos clásicos de la división de plata, a los que siguen Mirandés, Ponferradina y Lugo con cuatro campañas en Segunda.

Todavía cabe lugar a las sorpresas, pero el tramo final del campeonato parece propicio para que algunos de los más ‘novatos’ vean cumplidos sus sueños.