El Correo
Alavés

DEPORTIVO ALAVÉS

«En mi cabeza solo está el equipo y los once partidos que quedan»

Raúl García celebra su gol ante Osasuna.
Raúl García celebra su gol ante Osasuna. / Igor Aizpuru
  • Raúl García explica que «cuando llegue el momento» valorará la oferta de renovación y su futuro profesional

Raúl García dispone de una oferta de renovación para las próximas temporadas, aunque todo apunta a que, por diferentes circunstancias, la incógnita sobre su futuro no se despejará hasta el final de la campaña. «En mi cabeza solo está el equipo y los once partidos que quedan. No es momento de pensar en mí, porque me descentraría. Cuando llegue el momento se valorará», explicó sobre la posibilidad de alargar su vínculo profesional con el Alavés.

Una circunstancia en la que algunas cuestiones internas derivadas del cambio de representante también podrían influir. De momento, el club y el futbolista, que concluye contrato en junio, han mantenido algunas conversaciones durante las últimas semanas con el objetivo de acercar posturas.

El lateral zurdo, en cualquier caso, quiso centrarse en el choque ante el Albacete y la «oportunidad de oro» que se le presenta al conjunto albiazul en el final del campeonato. «Sabemos que va a ser un partido muy complicado y más duro que el que jugamos en Córdoba. Vamos a luchar por estar en lo más alto, pero eso solo se conseguirá si seguimos en la misma línea de trabajo y humildad. Hemos visto cómo todos los equipos de la zona baja están ganando partidos», advirtió.

«Me encuentro muy bien»

Raúl García ha elevado su nivel en los últimos encuentros después de una primera vuelta donde le costó arrancar, tras iniciar el verano todavía convaleciente de una lesión importante. «Me costó mucho empezar, porque no es fácil cuando prácticamente no puedes hacer la pretemporada. Cuesta volver, pero ahora me encuentro muy bien físicamente y creo que vuelvo a ser el que era», destacó. De hecho, en el choque en Córdoba fue el protagonista de buena parte de las mejores acciones del equipo albiazul en ataque.

Una faceta donde ha destacado también este ejercicio con cuatro goles, para convertirse junto a Kiko Femenía en el segundo mejor anotador del equipo. «Nunca había hecho tantos, aunque sé que lo importante es ayudar en todo», recalcó. Con el objetivo de mantener la posición de privilegio que ocupa el Alavés. «Hay que ir a por algo bonito, sí, pero si ahora empiezas a pensar en el último o penúltimo partido» -destacó- «estás muerto».