El Correo
Alavés

DEPORTIVO ALAVÉS

Carpio se acerca al punto de salida

Carpio, junto a Manu Barreiro, en el entrenamiento celebrado ayer en Ibaia.
Carpio, junto a Manu Barreiro, en el entrenamiento celebrado ayer en Ibaia. / D. A.
  • Después de un mes de baja, el lateral del Alavés completa toda la sesión con el grupo, aunque todavía con ciertas precauciones

Javier Carpio se encuentra cerca de volver al equipo. Después de un mes largo de baja por un fuerte esguince en el hombro, el lateral derecho albiazul completó ayer el primer entrenamiento de la semana, aunque todavía con ciertas precauciones. El futbolista salmantino, un fijo en las alineaciones de Bordalás durante todo el campeonato, opta en cualquier caso a formar parte de la convocatoria para el choque de este domingo ante el Albacete. El técnico del Alavés -que podría disponer de toda la plantilla con excepción del lesionado Einar Galilea- y el propio jugador decidirán en los próximos días si el choque del Carlos Belmonte es o no finalmente el de su regreso a los terrenos de juego.

Carpio, que se ha perdido los últimos cinco encuentros ligueros, desde que se lesionara el pasado 26 de febrero antes del duelo frente al Leganés, ya realizó la pasada semana parte de las sesiones junto a sus compañeros. Ayer lo hizo con continuidad, aunque todavía evitando en lo posible los contactos fuertes, sobre todo en la zona lastimada. En el capítulo físico no existe problema alguno, ya que el lateral derecho se ha ejercitado con regularidad en solitario durante varias semanas. A priori, la única duda reside en si el cuerpo técnico prefiere recuperarlo a la primera oportunidad o concederle siete días más y esperar al partido en Mendizorroza ante el Tenerife.

Femenía, en el gimnasio

El hueco que Carpio ha dejado en la banda derecha ha sido cubierto en los últimos partidos por Kiko Femenía, al que Bordalás ha recolocado en la zaga, una posición que ya había ocupado en alguna ocasión en su carrera. El futbolista albiazul, sustituido en el Nuevo Arcángel por un fuerte golpe en pie, se quedó ayer en el gimnasio para recuperarse por completo. En principio, se espera que hoy mismo vuelva a los entrenamientos con el equipo.

Femenía ha sido un recambio ajustado a las necesidades del equipo ante Lugo y Córdoba. Se ha adaptado con naturalidad al puesto y gracias en parte a su velocidad no ha sufrido en exceso en las tareas defensivas. Si Bordalás prefiere guardar a Carpio una semana más, pocas dudas hay de que alicantino continuará en el puesto. Porque las experiencias con Dani Estrada no han sido positivas. Actuó en tres partidos consecutivos frente a Leganés, Zaragoza y Osasuna, además del tramo final del choque en Córdoba, sin aportar seguridad en las tareas defensivas. Sus suplencias en los últimos encuentros dejan claro que el técnico no ha quedado contento con su rendimiento.

Bernardello y Dani Pacheco

Después del importantísimo triunfo del pasado fin de semana en Córdoba, una de las incógnitas de la semana reside en conocer si Bordalás dará continuidad en el once a Hernán Bernardello, autor del 1-2 decisivo y que cuajó un buen encuentro en el Nuevo Arcángel. Algo que podría estar directamente relacionado con mantener o no el sistema 4-3-3 utilizado en el último duelo. Allí, Mora ejerció de hombre más retrasado dentro del trivote, con Bernardello y Manu García por delante. Ayer, el vitoriano se retiró antes de finalizar el entrenamiento por una pequeña sobrecarga, pero en principio sin importancia.

Otra de las cuestiones pendientes será si Dani Pacheco, que regresa tras su sanción, vuelve al once inicial que había ocupado en siete de los nueve primeros partidos de la segunda vuelta. Si Bordalás decide mantener el dibujo de Córdoba, su regreso obligaría a sentar a uno de los futbolistas de ataque, que en el último choque fueron Juli, Toquero, ambos escorados a las bandas, y Manu Barreiro en punta.

Para el gallego, que cuajó una notable segunda parte en el Nuevo Arcángel, Albacete podría ser la primera ocasión en toda la temporada en la que encadena tres partidos ligueros en la titularidad. Suma ahora dos, como ya hizo en la primera vuelta frente a Almería y Leganés, y también en el inicio de la segunda en los choques ante Huesca y Oviedo. En ambas ocasiones a sus apariciones puntuales en el once le siguieron inmediatamente largas temporadas en el banquillo.