El Correo
Alavés

osasuna-alavés | 12.00 h.

Una fiesta con mucho en juego

Mora, en la imagen en el partido de Anduva ante el Mirandés, volverá al eje del equipo tras la sanción de la pasada semana.
Mora, en la imagen en el partido de Anduva ante el Mirandés, volverá al eje del equipo tras la sanción de la pasada semana. / IGOR AIZPURU
  • Un Alavés con cerca de 2.000 aficionados albiazules en las gradas busca cortar su mala racha en Pamplona

El Sadar acoge esta mañana un derbi pleno de color con alrededor de 18.000 espectadores en las gradas, 2.000 de ellos albiazules. A falta de catorce jornadas para el final del campeonato, en cualquier caso, el foco festivo quedará en un segundo plano ante un choque donde Alavés y Osasuna se juegan mucho. Tanto en la clasificación como en cuestión de dinámicas ante la cercanía del esprint final del campeonato. Después de cuatro partidos sin ganar, para la escuadra de Bordalás se trata de cortar la mala racha en un escenario de lujo y consolidarse así como candidato al ascenso. Para el conjunto navarro, que se balancea en el límite del ‘play off’, emerge la opción de meterse de lleno en la pelea por las dos primeras posiciones. Una jornada, sin duda, de emociones fuertes.

Los cambios justos

Osasuna puede apostar por un once más veterano

Bordalás recordó el viernes el buen funcionamiento del once habitual esta temporada y, con la baja de Carpio, a priori Estrada sería la única novedad sobre la alineación más característica. En el equipo albiazul vuelven tras la sanción Pelegrín y Mora, relevados en el último partido por Borda y Beobide. La entrada de Asier Benito en la convocatoria, donde también se encuentra Manu Barreiro, es decir, dos delanteros centros, deja un pequeño margen a que el técnico se decante por arrancar el partido con dos puntas natos, como sucedió en Oviedo. Enrique Martín, por su parte, podría apostar por un once más veterano de lo habitual. El preparador navarro ha ensayado los últimos días con De las Cuevas y Nino en el equipo titular, del que saldría el joven Otegui y el esloveno Pucko para formar con un 4-3-3. Osasuna deberá hacer frente a sus importantes ausencias en la defensa. Unai García, lesionado, y Miguel Flaño, sancionado, han sido titulares en 25 y 23 partidos respectivamente esta campaña. Las novedades, en cualquier caso, han sido una constante en las alineaciones osasunistas desde el arranque de la competición. Martín ha diseñado 27 once iniciales diferentes en 28 jornadas de Liga.

Necesidad de acierto ofensivo

224 minutos sin marcar en los desplazamientos

El Alavés ha marcado un gol en los cuatro últimos partidos, obra de Raúl García (Almería) y acumula 224 minutos sin anotar a domicilio, desde que lo hizo Toquero en Oviedo. Bordalás ya ha advertido sobre la necesidad de disparar a la portería contraria a la menor oportunidad. El conjunto vitoriano tratar de encontrar el acierto que se le ha resistido en los últimos choques, pese a que en varios de ellos (Leganés y Zaragoza) ha dispuesto de más posesión de balón de lo habitual. La escuadra albiazul no ha marcado en el primer tiempo en los últimos seis partidos. Tampoco se ha colocado por delante en el marcador desde el triunfo ante Llagostera. Seis choques acumula además el conjunto de Bordalás sin anotar un gol en una acción a balón parado. Por romper alguna de estas rachas parece pasar la mejor opción de cambiar hoy la dinámica con un triunfo, después de sumar solo dos de los últimos nueve puntos a domicilio en una campaña donde el Alavés acumula 20 lejos de Mendizorroza en 13 partidos disputados.

Árbitro de tarjeta fácil

Los tres fichajes de invierno entran en la lista

Además de la sorpresa del canterano Asier Benito, Bordalás se decantó por incluir en la lista de 18 expedicionarios a Pamplona a los tres fichajes invernales. En la segunda ocasión en la que esto sucede desde la llegada de Iñaki, Bernardello y Dani Abalo. La anterior fue en Leganés, donde el extremo derecho gallego debutó en la titularidad. En quella oportunidad eran tres las bajas alavesistas -Carpio, Laguardia y Toquero-, mientras que ahora solo el lateral diestro sigue sin contar por lesión. Bordalás a prescinde por decisión técnica de Einar, Llamas, Beobide, Guichón y David Torres. Para un duelo que dirigirá el asturiano González Fuertes. Siete tarjetas amarillas de media y siete rojas en trece partidos son sus números este año.