El Correo
Alavés

Carpio sufre un esguince y evita el quirófano

Carpio se retira del entrenamiento en el que se lesionó el hombro.
Carpio se retira del entrenamiento en el que se lesionó el hombro. / DEPORTIVO ALAVÉS
  • Las pruebas médicas confirman el diagnóstico inicial y el club respira al conocer que la lesión es menos grave

El Alavés se encontraba pendiente anoche de las pruebas a las que Carpio iba a ser sometido después de sufrir una luxación en el hombro en el entrenamiento del pasado viernes, pero ya sabe cuál es el alcance de la lesión: El defensa sufre un esguince acromioclavicular de grado II en el hombro izquierdo. El lateral derecho albiazul no pudo entrar en la lista de convocados para el choque ante el Leganés, pero lo que mantenía en vilo al club era la posible afectación de los ligamentos de la articulación. No parece que sea tan grave ni que deba pasar por el quirófano. Las pruebas complementarias a las que ha sido sometido y la consulta con el especialista han confirmado el diagnóstico inicial. Carpio, de hecho, ha comenzado ya con el tratamiento conservador y su evolución se comprobará día a día, informa el club.

El futbolista salmantino, que sufrió la lesión al intentar una chilena en un partidillo de ‘fut-voley’ en una sesión preparatora distendida, ha sido hasta ahora un fijo en las alineaciones de Bordalás. De hecho, el choque en Butarque fue el segundo que se perdió en lo que va de Liga y su puesto lo ocupó Dani Estrada. En la primera vuelta tampoco pudo participar en el duelo frente al Mallorca en Mendizorroza, en aquella ocasión por sanción tras la tarjeta roja que vio en el tramo final del duelo anterior ante el Elche.

La lesión del jugador es un contratiempo, pero al parecer menor de lo que se podía esperar, aunque el Alavés, fiel a su costumbre, no ha comunicado el tiempo estimado de recuperación. El club ha sido respetado hasta ahora por las lesiones. Después de seis meses largos de competición, los futbolistas albiazules apenas han padecido pequeñas lesiones musculares. Además, al menos hasta ahora, nunca habían recaído sobre los jugadores que más minutos acumulan en esta Liga.

Toquero y centro del campo

Gaizka Toquero, otro de los futbolistas tocado en el Alavés, tampoco pudo ejercitarse ayer junto al grupo en la sesión de recuperación y su participación en el choque ante el Zaragoza sigue siendo dudosa. El delantero albiazul sufrió un esguince de grado «1-2» en el choque frente al Almería y solo su evolución en los próximos días determinará si se encuentra en condiciones de llegar al duelo del domingo. En cualquier caso, las opciones siguen siendo complicadas para el futbolista vitoriano, que «avanza en la recuperación», según explicó el club, pero continúa con problemas en la articulación dañada.

Si Toquero queda de nuevo fuera de la convocatoria, Bordalás volvería a un escenario con la necesidad de cubrir una plaza en ataque. En Leganés el técnico alavesista optó por una delantera dinámica formada por Juli y Kiko Femenía, algo, en principio, menos probable para un choque en Mendizorroza. Manu Barreiro, que se quedó fuera de la última convocatoria por decisión técnica, y David Torres, que jugó la media hora final en Butarque, son las posibilidades naturales.

El preparador alavesista también tendrá que resolver el puzle del centro del campo por la baja por sanción de Sergio Mora, una de las piezas fijas en el once. En las últimas ocasiones ha sido Jagoba Beobide el elegido cuando ha existido una vacante en el eje del equipo. Ahora, el técnico también dispone de Hernán Bernardello, que hasta el momento solo ha disputado los minutos finales del choque en Miranda. Otra de las opciones, la de Sergio Llamas de inicio en el doble pivote, es algo por lo que Bordalás no se ha decantado en toda la campaña.