El Correo
Alavés

fútbol

El Alavés abre hueco tras la derrota del Córdoba y el empate del Oviedo

Bordalás imparte instrucciones desde el banquillo.
Bordalás imparte instrucciones desde el banquillo. / I. AIZPURU
  • Consolida la primera posición con tres puntos de ventaja sobre los andaluces y cuatro respecto al conjunto asturiano

Después de cumplir con su trabajo en la jornada del sábado, el Alavés vivió ayer un domingo idílico que le permite no solo consolidar su liderato, ahora en solitario, sino abrir ya un pequeño hueco con sus perseguidores. La derrota del Córdoba en casa ante el Mirandés y el empate del Oviedo en su visita al Leganés permiten al conjunto vitoriano disponer de tres puntos de ventaja sobre los andaluces y cuatro respecto a los asturianos, que continúan en la segunda y la tercera posición.

Los resultados, incluida la igualada entre Osasuna y Nástic del sábado, beneficiaron a una escuadra vitoriana que, como primer reto cercano, tiene ya al alcance convertirse en campeón de invierno. Es decir, mantener el liderato al final de la primera vuelta, para lo que restan solo dos jornadas. Al cuadro de Bordalás le bastaría sumar tres puntos en los enfrentamientos ante Numancia y Nástic de Tarragona, ya que solo el Córdoba podría llegar a los 39 puntos si se impone en los dos encuentros.

Si el Alavés dispone ahora de cuatro puntos de margen sobre el Oviedo en la pelea por el ascenso directo, el margen es mucho más amplio con el ‘play off’, ya que la distancia se extiende a ocho, a falta de los choques que deben disputarse hoy.

Sorprende el Mirandés

El Córdoba, que partía esta jornada en el coliderato, se vio sorprendido por un Mirandés eficaz, que marcó con fortuna en el minuto 7 y aumentó su ventaja con un penalti. Pese a quedarse con diez por expulsión de Álex Ortiz, el conjunto de Terrazas aguantó hasta el final. Ante un conjunto andaluz que dispuso de ocasiones, pero encadenó su segunda derrota seguida.