El Correo
Alavés

DEPORTIVO ALAVÉS

Individualidades al servicio del Alavés

Pacheco interviene, arropado por varios albiazules.
Pacheco interviene, arropado por varios albiazules. / I. Aizpuru
  • La seguridad de Fernando Pacheco, la regularidad de Laguardia y los goles de Toquero destacan en el equipo

Nadie queda al margen del trabajo en un Alavés donde las individualidades se encuentran siempre al servicio del grupo. Dentro de esa innegociable máxima de Bordalás, algunos futbolistas han destacado de forma importante en las 18 jornadas iniciales. Quizás por una cuestión de comparaciones recientes, la seguridad de Fernando Pacheco en la portería ha sido una de las mejores noticias. De las dudas permanentes bajo palos en las temporadas anteriores a la calma que ofrece un portero tranquilo y solvente que, además, ha dado puntos al equipo con intervenciones providenciales en varios partidos.

Las notas altas podrían aplicarse en realidad a casi todos los futbolistas, como Carpio y Pelegrín, veteranos que han solidificado la defensa alavesista, junto a un Laguardia que mantiene una línea sobresaliente de regularidad. Igual que un Toquero explosivo desde el inicio del campeonato y que, al margen de sus seis goles, ha dejado algunas actuaciones emocionantes, como aquel choque ante el Girona donde su entrega sin límite redujo daños de un duelo jugado en inferioridad.

Las alas

En realidad, la mayor parte de los jugadores más utilizados por Bordalás ha rendido a un nivel alto, quizás con un Raúl García algo más bajo de lo habitual en el último tramo. También han sido unos meses para la consolidación de Manu García como un futbolista importante, la fiabilidad y el oficio de Mora y la constancia de Juli. En las alas, con Kiko Femenía y Dani Pacheco, reside buena parte de la calidad albiazul. El primero de ellos, con más o menos chispa, ha cumplido con cuatro goles y actuaciones desequilibrantes. Al segundo, que solo comenzó a jugar mediada esta primera vuelta, le ha costado algo más encontrar el punto de la Segunda División pese a dejar varios detalles de lujo. Al margen de las incorporaciones que puedan llegar, en las botas de ambos y también de un Manu Barreiro capaz la pasada temporada de marcar diferencias se encuentra la posibilidad de convertir a la esforzada máquina albiazul en un equipo con mayor precisión.