El Correo
Alavés

FÚTBOL | JORNADA 13

El Alavés aguanta con corazón

fotogalería

Toquero, que dio el pase de gol a Juli, durante el encuentro de Mendizorroza. / B. Castillo

  • El equipo albiazul se impone con un tanto de Juli pese a jugar en inferioridad numérica

El Alavés ha obtenido una importantísima victoria ante el Girona en un duelo accidentado que ha solventado gracias a su trabajo defensivo y corazón. Tras el tanto de Juli, a la expulsión de Einar en la primera parte se ha unido después la de Dani Pacheco, para acabar el partido con nueve futbolistas ante un rival que también ha perdido después a Mata. Nueve contra diez, el conjunto de Bordalás ha aguantado con todo para salvar tres puntos que le vuelven a dar aire en la tabla.

El Alavés ha saltado al césped con la novedad de Einar, que finalmente ha sido el encargado de sustituir al sancionado Laguardia. El canterano apenas ha logrado estar sobre el campo 28 minutos, después de ver dos amarillas consecutivas, ambas rigurosas. Ha sido la acción que ha marcado un choque el conjunto albiazul había puesto de cara poco después del cuarto de hora inicial en una acción de calidad. Toquero se ha revuelto en la línea de fondo para colocar un centro medido al área que Juli ha rematado con el interior a la red. El esfuerzo albiazul, con una presión adelantada sobre el rival, había dado el fruto esperado. Tomar ventaja ante un adversario importante de la categoría.

En un duelo muy equilibrado desde el inicio, donde Raúl García y Dani Pacheco, como se esperaba han recuperado la titularidad en la banda izquierda en un Alavés que ha recuperado el habitual 4-4-2. El Girona, que trataba de jugar por abajo, se ha visto asfixiado en muchos momentos por un conjunto albiazul que ha apretado con orden e intensidad para cerrar su parcela. Antes del gol el equipo vitoriano ya había gozado de otra ocasión clara en una pelota de Femenía a la que por centímetros no ha llegado Juli. Pero la rigurosa expulsión de Einar, antes de la media hora, ha colocado el choque en otro escenario. Con un Areces Franco que ya complicó la vida al Alavés en la visita a Zaragoza y hoy ha vuelto a sacar de quicio a los albiazules con su arbitraje.

Tras el descanso, a la escuadra de Bordalás solo le ha dado para tratar de mantener un resultado muy positivo y tirar de garra. Con un espectacular Toquero, ya de medio centro, y un Manu García que ha jugado como central tras la expulsión de Einar y ha protagonizado una acción crucial. Después de que el Alavés se quedara con nueve tras la expulsión de Pacheco, ha forzado una segunda amarilla al delantero Mata para evitar un desequilibrio exagerado en el tramo final. Era ya un trabajo sin brillo y puro desgaste. Y pese al empuje del Girona, que no ha disfrutado de demasiadas ocasiones claras, la escuadra vitoriana se ha llevado tres puntos de oro.

directo