El Correo
Alavés

LIGA ADELANTE

Frenazo en Mendizorroza

  • Toquero marca a los veinte segundos, pero el Alavés perdona después y cede el empate ante el Albacete

El Alavés ha visto frenada en Mendizorroza su pretensión de encadenar dos victorias consecutivas en su estadio. Tras superar al ahora líder Córdoba la pasada semana, al equipo albiazul no le ha servido esta vez un tanto de Toquero a los veinte segundos para alcanzar el triunfo. La escuadra albiazul ha perdonado en sus mejores minutos ante un rival desorientado y un error defensivo ha acabado con el empate. Tras el descanso, en un choque más equilibrado, los dos equipos han dispuesto de opciones para llevarse el choque, pero sin puntería. Un conjunto albiazul que ha finalizado con diez tras una absurda expulsión de Guichón a dos minutos para el final.

El Alavés ha arrancado con un once inicial donde finalmente ha sido Beobide el encargado de sustituir al sancionado Mora. Y en la primera acción del partido, en una acción donde ha participado el guipuzcoano, Toquero ha acertado. En apenas 22 segundos de juego la escuadra albiazul se ha colocado por delante. Ante un adversario absolutamente descolocado y con errores importantes en la zaga, la escuadra de Bordalás ha apretado de firme, pero en esta ocasión sin acierto. De varias acciones en ventaja y algún remate forzado, como otro de Toquero, el equipo vitoriano no ha sacado el merecido segundo tanto.

Veinte minutos sin sentencia que han dado paso a otro encuentro, más reposado y con un Albacete que amasaba la pelota sin demasiado peligro. Pese a la sensación de superioridad alavesista, la escuadra manchega se ha sentido más cómoda con el balón y, finalmente, ha encontrado premio en un error defensivo. Raúl García ha despejado mal un balón en el área y, a partir de ahí, César Díaz ha conectado un disparo cruzado que, tras el rechace de Pacheco, Paredes ha enviado a la red con un cabezazo. Un empate, a cuatro minutos del descanso, que no era justo con los méritos de ambos equipos.

Pero el Albacete ha entrado mejor en la segunda parte, con una ocasión clarísima para Rubén Cruz, que ha sido un incordio para la zaga albiazul. El Alavés solo ha funcionado a partir de ahí en pequeñas oleadas, sin continuidad para encerrar a un adversario que amenazaba también en ataque. De hecho, las mejores ocasiones en la segunda mitad han llegado para los manchegos, con alguna intervención de mérito de Pacheco, al igual que del meta visitante Juan Carlos, que ha desbaratado una oportunidad de Manu Barreiro, la opción de Bordalás para tratar de añadir pólvora al ataque.

El empate final en Mendizorroza impide que la escuadra albiazul dé un salto cualitativo en la tabla, aunque el Alavés continúa en una excelente quinta posición en la clasificación después de once jornadas.

directo