Deportivo Alavés

La ausencia más extraña para asaltar el Bernabéu

Munir, flanqueado por Guidetti y Pina, celebra el triunfo frente al Sevilla. /Rafa Gutiérrez
Munir, flanqueado por Guidetti y Pina, celebra el triunfo frente al Sevilla. / Rafa Gutiérrez

Munir, sancionado, ha disputado todos los partidos de Liga desde la tercera jornada, por lo que el Alavés desconoce la victoria sin su artillero

IÑIGO CRESPO

Munir pertenece al selecto grupo de jugadores que han sido titulares en diez de los once encuentros de Liga que ha dirigido Abelardo. A excepción del choque ante el Barcelona en el Camp Nou, el Alavés no sabe lo que es arrancar un partido sin su mejor delantero en el once inicial, algo que experimentará por obligación el sábado ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu (16.15 horas). El hispano-marroquí, que recibió la quinta amarilla cuando abandonaba el terreno de juego ante el Deportivo en Mendizorroza, verá el encuentro desde la distancia, algo que no sucedía desde la tercera semana de camponato.

Munir fue el último futbolista en incorporarse a la plantilla vitoriana el pasado verano. Es más, lo hizo con la temporada ya lanzada y cuando el equipo amenazaba con su primera caída libre, todavía con Luis Zubeldía a los mandos. Solo esa circunstancia provocó la ausencia del delantero cedido por el Barcelona en las dos primeras jornadas y su suplencia en la tercera. Pero incluso entonces, el máximo artillero del Alavés saltó al terreno de juego durante la segunda mitad. Y, desde aquella ajustada derrota ante el Celta en Balaídos (1-0), la estrella albiazul solo ha saboreado el banquillo en el Camp Nou, y nunca se ha quedado fuera de la convocatoria por lesión o decisión técnica.

La tiranía competitiva de Munir encuentra un argumento irrebatible en su espectacular rendimiento, que lo ha convertido en el máximo artillero del Alavés (10 dianas en todas las competiciones) y en el mejor productor de goles gracias a sus seis asistencias. La aportación del hispano-marroquí, sin embargo, trasciende los números más básicos o esenciales. El joven ariete, de 22 años, marca el ritmo y la pauta del juego de ataque, se vacía en la presión a la defensa rival, aguanta la pelota cuando está solo y apenas toma decisiones erróneas en el terreno del adversario. El choque ante el Real Madrid, por lo tanto, supone toda una incógnita en cuanto a la configuración de la parcela ofensiva.

El Alavés, sin embargo, ha sumado a la causa a un amplio número de segundos delanteros que acompañen a John Guidetti. La rehabilitación de Sobrino, cerca de su mejor momento; la reaparición de Bojan tras su fallida marcha en el mercado de invierno y el regreso de Burgui multiplican las opciones de Abelardo para la titánica misión de puntuar en el Bernabéu. Es probable que el extremeño aún no se encuentre al 100% tras su rotura muscular ante el Athletic en Bilbao, pero todo apunta a que el elegido para suplir a Munir saldrá de esa terna de jugadores, siempre y cuando el técnico opte por mantener el esquema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos