Deportivo Alavés

Martín descarta su salida del Alavés en verano: «Quiero seguir creciendo aquí»

Martín se lanza al corte para impedir la progresión de Inui en el derbi ante el Eibar./E. C.
Martín se lanza al corte para impedir la progresión de Inui en el derbi ante el Eibar. / E. C.

Martín Aguirregabiria expresa su deseo de alargar su «sueño» en las filas del equipo albiazul

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

«Quiero seguir mi carrera aquí». Martín Aguirregabiria (Vitoria, 1996) declara públicamente su amor al Deportivo Alavés. Su equipo desde los doce años. Mucho pasado, mucho presente y mucho futuro, con un contrato recientemente extendido hasta 2021. «Quiero seguir creciendo aquí», insiste el lateral derecho albiazul, titular indiscutible en el equipo que ha dinamitado las estadísticas de la mano de Abelardo. Debutó en Liga a la vez que el 'Pitu', en Girona, en aquel partido que cambió el rumbo de una nave errática que deambulaba sin brújula en el pozo de Primera. «Estamos todos de acuerdo en que aquello fue un punto de inflexión, son encuentros que cambian una dinámica y lo recordaremos muchos años», evoca el defensa babazorro.

Él más que nadie. Fue su estreno en la máxima categoría del fútbol español. Si para el grupo supuso un punto de inflexión en la temporada, para Martín fue el punto de partida de una carrera que en apenas cuatro meses ha pasado de prometedora a realidad. Desde entonces, en una extraordinaria vuelta liguera que ha salvado al conjunto albiazul con varias semanas de antelación, ha disputado 16 partidos de los 19 posibles. Todos de titular, todos completos. Solo las rotaciones motivadas por la Copa o las jornadas intersemanales le han dejado en el banquillo.

«Muy agradecido al 'Pitu', que me ha dado la oportunidad», apunta el canterano. Pero no ha sido un regalo. La lesión de Vigaray, el único lateral derecho puro de la plantilla que comenzó la Liga, jugó en su favor, pero los números avalan la apuesta por Martín, que presenta el mejor promedio particular de puntos de toda la plantilla albiazul. Con él en el equipo, el Alavés ha ganado 9 partidos, empatado 2 y perdido 5, para un total de 29 puntos que arroja un estratosférico dato de 1,81 por encuentro, una cifra a la que solo se acerca Víctor Laguardia (1,64). Por debajo quedan otros como Duarte (1,41), Tomás Pina (1,40) y Munir (1,36).

Solidez y tres asistencias

Rendimiento inmediato. Desde el primer día. Desde su debut en Copa ante el Getafe, de la mano de Javier Cabello, tres días antes del estreno liguero en Girona, ya con Abelardo. Un futbolista potente en el aspecto físico, disciplinado en lo táctico y que técnicamente ofrece garantías. Sólido atrás, hasta el punto de obligar a cambiarse de banda en Copa al valencianista Guedes, uno de los atacantes más desequilibrantes del campeonato. E incisivo cuando sube la banda, recordando sus inicios como extremo, con tres asistencias de gol en su currículum personal. Solo le falta marcar ese tanto que ya ha visualizado. «Siempre te lo imaginas», reconoce con una sonrisa.

Quemando etapas a la velocidad de quien ya ha encontrado su hueco en la elite. «Me siento jugador del primer equipo», admite. Cómo para no sentirse, con esos números. Raigambre natural y paulatina. «No sé cuándo fue, no es un momento concreto, es poco a poco, te vas acostumbrando», explica Martín, cuya vida, asegura, no ha cambiado al mismo nivel que su estatus deportivo. «El día a día es parecido. Eres deportista, tienes que estar concentrado al máximo y, si antes ya dedicaba mucho tiempo al fútbol, ahora todavía más».

La culminación de una ilusión. «Era mi sueño llegar aquí, y ahora lo es jugar en 'Mendi' al máximo nivel posible y seguir creciendo en el Alavés». En la cumbre se acuerda del capitán, Manu García, que tuvo que dar un gran rodeo para llegar al equipo de sus sueños. «Nos ayuda muchos a los canteranos, pero no solo cuando llegas al primer equipo, sino cuando haces la pretemporada o subes a cualquier entrenamiento. Siempre está ahí y es una pieza fundamental». Y también de compañeros del filial «capacitados para jugar al máximo nivel». Como «Erik (Ruiz), Víctor (López) o Pau (De la Fuente)», apunta. «Esperemos que me den la razón», precisa con una sonrisa. «Dar el paso es multifactorial, pero habrá más canteranos en el Alavés», concluye el último gran valor de Ibaia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos