Juicio

Hinchas del Alavés y del Recreativo se responsabilizan mutuamente por una pelea ocurrida en Huelva en 2014

Se juzga a un total de 28 seguidores de los dos equipos por una riña tumultuaria que se produjo en las inmediaciones del Estadio Colombino

AGENCIAS

Dieciocho hinchas del Deportivo Alavés y diez del Recreativo de Huelva acusados de participar en una riña tumultaria el 20 de abril de 2014 en las inmediaciones del Estadio Colombino se han responsabilizado unos a otros de una pelea, en la que la gran mayoría de ellos han asegurado no haber participado. Así lo han manifestado este jueves en su declaración en el juicio que, por esta causa, se ha celebrado en el Juzgado de lo Penal número 4 de Huelva. En la vista, los seguidores del equipo vitoriano han reconocido que estuvieron allí pero han negado su participación y que lanzaran objetos de ningún tipo.

Los hinchas albiazules han coincidido, además, en que ellos no portaban a su llegada a Huelva, alrededor de las 13.15 horas de aquel día, ningún tipo de objetos con los que poder agredir, y que durante los hechos se limitaron a esquivar «todo lo que se les estaba lanzando» desde la parte baja del estadio hacia la superior, donde se encontraban ellos; recalcando que no hubo ninguno que cayera en dirección contraria, es decir, de arriba a abajo. Entre esos objetos, han señalado que cayeron piedras, botellas e incluso dos vallas amarillas de obra, lo que provocó que cuatro de ellos resultaran heridos.

En su relato de la secuencia de aquel día, los hinchas del Alavés han señalado que, en un primer momento, decidieron ir a un bar cercano al estadio, frecuentado por el Frente Onuba, aunque han asegurado que ellos no lo sabían, y que una vez allí vieron que estaba cerrado. En ese momento, según ha asegurado uno de ellos, les indicó la Policía que acudieran al establecimiento situado en la zona baja del campo de fútbol y fue allí cuando vieron aparecer a un grupo de unas 40 personas, que posteriormente les «lanzaron los objetos».

Cuando llegó la Policía Nacional para poner fin a lo que estaba sucediendo, han señalado que los hinchas del Recreativo se marcharon y que ellos se quedaron allí, algunos de ellos fueron identificados -se hizo de manera aleatoria- y contestaron a las preguntas que les hicieron, remarcando que los agentes en ningún momento cargaron contra ellos, «siempre pensamos que éramos las víctimas», ha dicho uno.

La otra versión

Por su parte, los seguidores del Recreativo han asegurado que desconocían que ese día fuera a ir al estadio un grupo de seguidores del Alavés; algunos han afirmado que no vieron nada y no participaron y otros que trataron de mediar en una situación que «comenzaron otros desde arriba». Algunos de ellos han indicado que se encontraban en la sede de la Asociación de Veteranos del 'Recre', en los bajos del campo, y previo a la pelea escucharon insultos como «españoles de mierda, os vamos a matar, subid» y que, posteriormente, vieron caer botellines, y que salieron de donde estaban para tratar de mediar, si bien han indicado que ellos no lanzaron nada pero no han podido asegurar si otros lo hicieron.

Los insultos y lanzamiento de objetos se iniciaron, según ha explicado uno de los acusados -coordinador de la grada animación del 'Recre'-, a su llegada a las inmediaciones del estadio, acompañado por su pareja, con la intención de comer en el bar en el que se encontraban los seguidores del Alavés. En ese momento, se percató de la actitud vigilante de los seguidores vascos quienes, según su testimonio, comenzaron a insultarlo y a arrojarle vasos y botellines, es en ese momento cuando empezó a aparecer gente que le conocía para ayudarle.

Han apuntado que ninguno de ellos fue identificado por la Policía Nacional en la zona, sino que acudieron ellos, con posterioridad, a la comisaría, para colaborar, porque estuvieron en el lugar; asimismo, han apuntado que ninguno de ellos fue sometido a una rueda de reconocimiento para determinar su participación en los hechos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos