Goleada inevitable para el alavés

La búsqueda de la hazaña en el Bernabéu fue una quimera y el Alavés se volvió a Vitoria

Goleada inevitable para el alavés
CARLOS MARTÍNEZ

con una goleada del Real Madrid. Es verdad que ante el Atlético de Madrid y el Barcelona se estuvo cerca y con un equipo ahora en racha, la ilusión se acrecentó. También, la visita se tornó menos ansiosa, una vez el conjunto alavesista salió eufóricamente del pozo, pero también pudo faltar un poco más de tensión competitiva para dar la sorpresa. La idea de siempre era aprovechar algún regalo del contrario atrás y no dar facilidades defensivas, pero no se cumplió ninguna de ambas premisas. Y la pena es que la ocasión la pintaban calva con un rival madrileño que no era el de la temporada pasada y con bajas sensibles en todas sus líneas.

Sin embargo, se acudió para tan difícil misión con la baja clave del mejor hombre ofensivo, Munir, sancionado. Le tocó otra vez el turno a Sobrino, pero pese a sus cualidades innegables para el contragolpe, su puntería de cara al gol volvió a pecar de inocencia. También volvió al once Alexis en vez del lateral vitoriano Martín, pero suyo fue el error que sentenció la contienda en el segundo tanto, de Bale, nada más comenzar la segunda parte. Porque el primero se produjo justo antes del descanso -cómo no, de un Ronaldo que acabó con doblete-. Y para reivindicar la ‘BBC’ madridista, asistencias de Benzema, que marcó el último de penalti, aunque también ayudaron las internadas de Lucas Vázquez, para completar el cuarteto.

La tercera novedad albiazul fue de nuevo a domicilio para el extremo Hernán Pérez, que fue claramente de más a menos. Como nuestro rendimiento, destacando sobre todo el último cuarto de hora de la primera mitad, cuando después del inicio dominador ‘merengue’, el duelo se igualó. Y las ocasiones se tornaron entonces visitantes, con la más importante de Pedraza que desvió con apuros Keylor Navas. Y pudo ser clave, porque antes el galés Bale se sacó de la manga una antológica ‘chilena’ que se le fue fuera por poco. Hubiera sido un golazo, como tampoco lo fue el pasado sábado ante el Depor, el gran disparo a la escuadra y con el exterior ‘marca de la casa’ de Ibai Gómez. El cual, también se tuvo que conformar con jugar los últimos minutos, como Medrán y Burgui -que reaparecía tras su lesión muscular-, para meter mucha calidad en el campo.

Pero sobre todo, destacaría como mejor jugador nuestro ayer y en lugar de Pina, al colombiano Torres, tanto defensivamente en la medular como en sus medidos balones largos a los puntas. Tanto recambio para competir por un puesto, es una buena noticia para una plantilla que debe marcarse el objetivo de seguir encadenando resultados positivos. Y más con la tranquilidad de reducirse solo de diez a nueve puntos, la distancia sobre el descenso, aunque no hay que olvidar los dos próximos compromisos inminentes. El del jueves en casa ante un Levante que nos persigue en la tabla y al que habría que descolgar también de forma definitiva y el siguiente en Donosti frente a una Real irregular, para mirar con optimismo hacia Europa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos