El Correo
Deportivos Alavés

DEPORTIVO ALAVÉS

El Alavés teme que Laguardia tenga dañado el ligamento cruzado y sea baja siete meses

Laguardia, junto al delegado Sendoa, el miércoles en Ibaia.
Laguardia, junto al delegado Sendoa, el miércoles en Ibaia. / I. Aizpuru
  • El futbolista se operará el próximo martes, pero todo apunta a que será necesario reconstruir una rodilla derecha donde ya sufrió una lesión anterior

El club, Víctor Laguardia y el alavesismo recibieron el miércoles un durísimo golpe. El central aragonés, uno de los futbolistas franquicia del conjunto albiazul y de los más queridos entre la afición vitoriana, recayó en sus problemas en la rodilla derecha y dijo adiós a la final de la Copa del Rey. Un doloroso episodio emocional, que solo parece en este momento el principio de un largo peregrinaje hacia su recuperación. El Alavés, en realidad, teme y sospecha, tras las pruebas realizadas y las sensaciones del jugador, que el defensa tenga dañado el ligamento cruzado. Es decir, que como consecuencia de ello deba estar apartado de los terrenos de juego durante un periodo mínimo de seis o siete meses.

La confirmación o no de tan pésimos presagios solo llegará el próximo martes día 23, cuando Laguardia será operado en Barcelona. A través de una artroscopia los médicos observarán cuál es el problema exacto en la articulación. A partir de ahí, procederán en consecuencia para reconstruir la zona si es necesario. En cualquier caso, todas las pruebas realizadas al futbolista apuntan a que tiene dañado el ligamento cruzado del que ya fue intervenido en 2010 en su etapa como jugador del Zaragoza. Una circunstancia que añade complejidad a la situación.

Laguardia, de 27 años y con contrato con el Alavés hasta 2020 después de la renovación del pasado mes de febrero, ya recibió el pasado miércoles sobre el césped de Ibaia el ánimo de sus compañeros y también de Mauricio Pellegrino, que le abrazó al conocer el posible alcance de la lesión. Ayer, el técnico albiazul reconoció que el central le llamó «casi llorando» cuando supo que no solo se perdía la final de Copa sino que veía comprometida su presencia sobre el césped durante la próxima temporada. El preparador argentino precisó que el futbolista tenía las «mismas sensaciones» que cuando se dañó la rodilla en la ocasión anterior.

Si no hay sorpresas en la intervención del próximo martes, Víctor Laguardia quedará fuera del equipo lo que resta del año y solo podría volver a los terrenos de juego para la segunda vuelta de la próxima Liga Santander. Todo ello con la amenaza de ser una articulación ya operada, aunque con ella ha aguantado siete temporadas sin demasiados problemas físicos, incluidas las tres completas a excelente nivel en la zaga alavesista.

Planteamiento diferente

El desenlace de la operación marcará también el planteamiento del club para el siguiente ejercicio. El Alavés cuenta con Víctor Laguardia, Feddal y Alexis con contrato, mientras que buscaba también extender la cesión de Rodrigo Ely desde el Milan para completar el eje de la zaga. Si el futbolista aragonés sufre una baja de larga duración, será necesario añadir una pieza más para la zaga.

Por el momento, todas las miradas se dirigen al martes 23, fecha de la operación, mientras el aragonés recibe los ánimos de todo su entorno, compañeros de equipo y aficionados. Fuerza y coraje siempre le han sobrado para hacer frente a todo tipo de situaciones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate