«Quien luche y se vacíe jugará conmigo», dice De Biasi

Gianni de Biasi, en su presentación como técnico del Alavés. / IOSU ONANDIA

El entrenador, que debutará en el banquillo del Alavés el sábado ante el Levante, llega con un asistente técnico y un preparador físico

IÑIGO CRESPO

Gianni De Biasi ha tomado el mando del Alavés con un discurso contundente y carismático, con una claridad absoluta en sus ideas y una experiencia contrastada a la hora de dirigir equipos que se encontraban al borde del abismo. El técnico italiano evita las declaraciones grandilocuentes o filosóficas, y espera volver a su vestuario al barro, tal y como hizo ante el Real Madrid el pasado sábado en Mendizorroza. «Quien luche y no se guarde nada jugará conmigo», lanza el veterano técnico transalpino, que debutará en el banquillo albiazul el sábado ante el Levante en el Ciudad de Valencia.

De Biasi asume el cargo del Alavés en el mejor momento anímico de la plantilla desde el inicio de la temporada, ya que los albiazules estrenaron su estadística de goles y ofrecieron su mejor versión ante el Madrid, por mucho que inaugurar el casillero de puntos haya resultado imposible hasta ahora.

El italiano, de 61 años, fijó como grandes objetivos devolver la mentalidad ganadora y lograr como sea el decimoséptimo puesto. «Queremos ser cuartos por la cola, y no estamos tan lejos», aseguró De Biasi, que quiso escapar de dramatismos o hablar de momentos críticos. Tras seis jornadas disputadas, el Alavés se encuentra a hora a cinco puntos de los puestos que garantizan la permanencia.

El nuevo preparador llega con dos hombre de confianza para su cuerpo técnico, el asistente técnico Marco Veronese y el preparador físico Alberto Bellè. Varonese es un exfutbolista que comenzó su carrera de entrenador como asistente del AC Pavia de la liga italiana en la campaña 2013-14. El pasado enero se incorporó como asistente a la selección de Albania, junto a De Biasi.

Alberto Bellé, que llevará a cabo labores relacionadas con la preparación física del equipo, acompañó desde 2011 al nuevo entrenador albiazul en su exitosa trayectoria en la selección albanesa. Antes de esta experiencia, Bellé estuvo enrolado en las filas del Bari, Brescia, Cittadella, Triestina y Vicenza, entre otros equipos del país italiano.

Los dos se unen al grupo formado por Javier Cabello, ayudante técnico que regresa a su puesto tras dirigir al equipo durante dos encuentro. El cuerpo técnico lo completan Juan Miguel San Román, entrenador de porteros y Njaradi Nenad, preparador físico.

Fotos

Vídeos