El desafío del partido perfecto

Hoy, en el Santiago Bernabéu, el Alavés saltará al césped en busca del partido perfecto. /Igor Aizpuru
Hoy, en el Santiago Bernabéu, el Alavés saltará al césped en busca del partido perfecto. / Igor Aizpuru

Abelardo deja entrever cambios, observa un Alavés «con personalidad» y alerta de la «increíble pegada» del Madrid

FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

Notables trabajos a domicilio frente al Atlético de Madrid (1-0) y el Barcelona (2-1) no le bastaron para puntuar y hoy, en el Santiago Bernabéu (16.15 horas), el Alavés saltará al césped en busca del partido perfecto. En su «mejor momento», después de tres victorias consecutivas que le han distanciado del descenso, llega el desafío de arañar un resultado positivo ante el Real Madrid. Abelardo se mostró ayer «convencido» de que su equipo «va a hacer un buen partido» en el coliseo blanco, pero también consciente de que ni siquiera eso puede resultar suficiente ante un rival «con una pegada increíble. En estos duelos» -admitió- «dependes también de que el adversario no tenga una buena tarde, pero ¿por qué no sorprender?». Espera, eso sí, el conjunto de Zidane, que ha recuperado la voracidad ofensiva. Nada menos que 26 goles anotados en las seis últimas jornadas de Liga.

El Alavés, que después de sumar 22 de los últimos 33 puntos en juego ha igualado la segunda mejor racha de su historia en Primera División, se aferra en cualquier caso a su capacidad de trabajo. «El equipo ha adquirido una personalidad, cada jugador sabe lo que tiene que hacer sobre el campo y mi preocupación es no perder esa identidad, que a cualquier rival le cueste muchísimo ganarnos», remarcó el técnico asturiano. Sin ocultar que el paseo por las nubes -siete victorias, un empate y tres derrotas en once partidos- puede desembocar en cualquier momento en una bajada de presión. «Ojalá no sea así, pero sabemos que puede venir una serie de resultados no tan buenos. Será entonces cuando más unidos deberemos estar».

«Puestos con más desgaste»

Abelardo nunca ofrece pistas sobre el once inicial, aunque ayer sí dejó entrever que los cambios llegarán en una fase de la competición donde a la visita al Bernabéu seguirá el choque del jueves ante el Levante y el desplazamiento a Anoeta apenas tres días después. «Posiblemente, las tres alineaciones no van a ser iguales. Bueno, seguro. Sobre todo porque hay puestos con más desgaste que otros», recalcó. En referencia, posiblemente, a extremos y mediocentros, los futbolistas que suelen acumular más carreras de alta intensidad y también más kilómetros en las piernas.

Un cambio resultará obligado con la ausencia por sanción de Munir. Si no hay sorpresas, Rubén Sobrino será la pareja de Guidetti en el ataque albiazul. Ningún experimento, ya que ambos compartieron titularidad en los dos partidos de los cuartos de final de la Copa ante el Valencia y también en el duelo ante el Barcelona. La verticalidad del primero de ellos, ahora en gran forma, será una de las bazas a la hora de buscar opciones al contragolpe. A priori, como ya sucedió en Villarreal, también Alexis y Hernán Pérez, suplentes en la anterior cita, cuentan con opciones de volver al once. El paraguayo, otro hombre identificado con la velocidad, ya ha ocupado un puesto en el once en los dos últimos duelos a domicilio. Sin descartar tampoco a un Dani Torres que igualmente contó en la salida al estadio de la Cerámica.

Velocidad y precisión rival

Con unos u otros, las dificultades resultarán extremas, como apuntó Abelardo, ante un adversario con bajas, pero renacido en las últimas semanas. «Te atacan bien en posicional, con recursos para jugar por dentro y también por fuera, porque explotan bien los centros gracias a Cristiano, Bale y Benzema, grandes cabeceadores y finalizadores. Y, después, es un equipo que si pierdes un balón en el centro del campo, es el mejor del mundo en las transiciones ofensivas por su velocidad y precisión en el pase». Ante todo ello, el técnico del Alavés espera que su equipo «defienda muy bien, con atención, contundencia en las disputas y, cuando tengamos el balón, atacar y finalizar jugadas. Es así» -precisó- «pero es difícil».

«Mi único objetivo es que el Alavés esté en Primera un año más»

Abelardo evitó ayer pronunciarse sobre su posible continuidad en el Alavés la próxima temporada. Como adelantó este periódico, el contrato del técnico no recoge su renovación aunque el equipo logre mantenerse en la categoría. Algo que, cuando llegó el técnico asturiano, pasaba por una proeza con una escuadra albiazul que había acumulado solo seis puntos en trece jornadas y era colista, a seis puntos de la salvación.

El preparador alavesista, cuestionado sobre si le gustaría seguir en Vitoria el siguiente ejercicio, prefirió eludir cualquier valoración. «No miro más allá del partido de mañana (por hoy). Es que ahora estoy centrado en eso. Mi objetivo es que el Alavés esté el año que viene en Primera División, es mi único objetivo y mi único pensamiento», recalcó. El entrenador asturiano sí ofreció su impresión cuando se le preguntó sobre sus duelos con Zidane como futbolista profesional. «Por desgracia, he jugado contra él», bromeó, en referencia a un tanto que el francés marcó ante el Alavés en un 5-2 en el Bernabéu. «Me recortó y le pegó a la escuadra. Era un jugador ‘top’, extraordinario».

Burgui vuelve a una lista de 19 y cita en Valencia en Las Fallas

Burgui fue ayer la novedad más significativa en la convocatoria del Alavés, que se desplazó por la tarde a Madrid. El futbolista albiazul se había quedado fuera de la lista en los dos últimos partidos, pero esta vez entró en una que incluyó a 19 jugadores y en la que todavía habrá un descarte a última hora. El extremo, en cualquier caso, no juega desde que sufrió una lesión muscular en el primer partido de 2018 jugado en San Mamés. Hasta entonces, había sido uno de los elementos más utilizados por Abelardo. El preparador dejó de nuevo al margen de la convocatoria a Wakaso, que acumulará ya tres duelos sin opciones. Tampoco viajaron el lesionado Vigaray y un Héctor Hernández «aún sin ritmo», además de Santos y los futbolistas con ficha del filial Diéguez y Demirovic.

En otro orden de cosas, la Liga de Fútbol Profesional anunció ayer que el Valencia-Alavés, correspondiente a la vigésimo novena jornada, se disputará el sábado 17 de marzo (16.15 horas) en Mestalla. Será en plena celebración de Las Fallas y también el último duelo antes del parón liguero por los compromisos de las selecciones nacionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos