Deportivo Alavés

«Demostraré que quiero estar aquí», lanza Romero

El paraguayo, de albiazul hasta enero, busca exprimir el tramo final de la pretemporada para quedarse a las órdenes de Luis Zubeldía

I. CRESPO VITORIA.

Óscar Romero parece decidido a luchar por encontrar un puesto en el Alavés de Luis Zubeldía. El mediapunta, que llegó a sondear el mercado ante la perspectiva de un protagonismo menor esta campaña, asegura sentirse listo para hacerse un hueco en esta recta final de pretemporada y sacarse la espina del decepcionante primer curso, cuando contaba con un doble hándicap: el atacante se incorporó en enero, escaso de ritmo y sin experiencia en la Liga, algo que espera solventar en este verano de preparación.

«Llegué en el mercado de invierno y me costó un poquito. Pero cada vez me siento mejor adaptándome a la Liga. Espero tener más minutos para demostrar mi capacidad y devolver el cariño y la confianza», aseguró ayer Romero, concentrado en Alicante con el resto de la plantilla. El sudamericano exhibió durante sus primeros partidos una gran calidad en el golpeo y su habilidad en el uno contra uno, pero su luz se apagó de forma paulatina en la recta final de la temporada y llegó sin fuelle a la final de Copa.

Romero cree que sus opciones se multiplicarán si realiza la pretemporada con el resto de la plantilla y parte desde la misma base. «Llegan los amistosos y uno se pone contento. Quiero demostrarle al entrenador que quiero estar aquí», lanza el centrocampista ofensivo, quien advierte que en los próximos amistosos perseguirán «el funcionamiento del equipo más allá de los resultados».

El caso de Romero es sin duda el más sensible. Es el único futbolista que no tiene garantizada la temporada completa, lo que supone un contratiempo notable en la planificación. En caso de no cuajar, el club perdería un dorsal y una plaza de extracomunitario hasta el mercado de invierno, y si por el contrario se hiciera con un puesto en el esquema de Zubeldía, el Alavés estaría obligado a buscar una solución para la segunda mitad del curso.

A la espera

El club de Mendizorroza, sin embargo, no se plantea romper el acuerdo de cesión con el Shangai Shenhua, salvo que un tercer equipo apostara fuerte por la incorporación inmediata de Romero y estuviera dispuesto a abonar una compensación al Alavés por cortarlo en mitad del préstamo. Por el momento, no obstante, el paraguayo trabaja como un albiazul más en el 'stage' de Alicante, donde el conjunto afronta en Elche una nueva prueba ante el Levante, su primer adversario de la máxima categoría.

Fotos

Vídeos