Deportivo Alavés

Hacia un cierre de mercado «tranquilo»

Hernán Pérez, uno de los fichajes invernales del Alavés. /Josep Lago
Hernán Pérez, uno de los fichajes invernales del Alavés. / Josep Lago

El Alavés ve difícil que se dé algún fichaje o salida en el periodo que concluye a medianoche

FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

Aunque quedan horas y por tanto capacidad de sobresalto en todos los clubes, el Alavés parece encaminarse hacia un cierre del mercado sin sobresaltos. «Tranquilidad». Es la palabra repetida dentro del club en unas últimas horas donde la posibilidad de completar la plantilla con un lateral zurdo o de encontrar una salida para futbolistas que apenas cuentan se ha enfriado. Nunca existen garantías en un 31 de enero donde las opciones continúan abiertas hasta medianoche, pero todo apunta a que Abelardo se quedará hasta el final de la temporada con los 24 futbolistas de la actual primera plantilla.

La realidad es que el Alavés se presenta en esta jornada siempre intensa con mejores perspectivas de las esperadas después de un inicio caótico de Liga. Con una mínima ventaja sobre el descenso -dos puntos-, el equipo, en una buena línea de juego, y las recientes contrataciones de Hernán Pérez y Guidetti, que han supuesto la incorporación de dos futbolistas con galones en Primera División para fortalecer el frente de ataque. También con la reciente y notable irrupción del canterano Martín en las alineaciones, la recuperación de un Laguardia fundamental para la defensa y la mejora en el rendimiento de hombres como Duarte, Pina o Rubén Sobrino, dentro del crecimiento general tras la llegada de Abelardo al banquillo de Mendizorroza. A cambio, Enzo Zidane y Óscar Romero, intrascendentes durante el primer tramo del curso, han abandonado la entidad vitoriana.

Lateral zurdo y Héctor

El Alavés ha cubierto en las últimas semanas dos posiciones que quedaron huérfanas el pasado verano, un extremo derecho y un delantero potente, tras las salidas de Toquero y Deyverson. Sin lograr, en cambio, refuerzos en el lateral zurdo y el mediocentro, las otras dos posiciones por las que la dirección deportiva se interesó antes del inicio del mercado invernal.

Los datos

24
fichas del primer equipo tiene cubiertas el Alavés, que aun sin salidas, podría añadir otra hasta llegar a las 25 permitidas. Con la opción de ser extracomunitaria tras la marcha de Óscar Romero.
2
cambios hasta ahora. Hernán Pérez y Guidetti por Enzo Zidane y Óscar Romero.

En la primera de ellas, salvo sorpresa, quedará Duarte como única pieza natural, a la espera de la recuperación de Héctor Hernández, que no juega desde agosto, aunque esta misma semana ha comenzado a ejercitarse en el césped de Ibaia tras la artroscopia a la que fue sometido en su rodilla izquierda a finales de octubre. Un jugador que llegó en julio cedido por la Real Sociedad y, en teoría, con muchas opciones de pelear por la titularidad. Otra cuestión será cuánto tiempo necesitará, tras cinco meses en blanco, para estar en condiciones de entrar en una convocatoria.

La realidad es que por el lateral zurdo también han pasado durante la temporada Pedraza, Diéguez y Alexis. De hecho, la sanción de Duarte por acumulación de amonestaciones volverá a obligar a utilizar un parche en esa zona ante el Celta. El objetivo desde diciembre fue el mexicano Miguel Layún (Oporto), que esta semana se ha unido a la disciplina del Sevilla. Tanto el director deportivo Sergio Fernández como el técnico Abelardo han dejado claro que las contrataciones debían «mejorar el nivel» del plantel y, en este momento, el club parece decidido a no añadir pieza alguna al equipo salvo que aparezca una oportunidad importante en un último día de fichajes siempre abierto a las sorpresas. El Alavés, de hecho, dispone de una ficha libre -se autorizan 25- incluso en el caso de que no se produzca salida alguna y con la opción de que sea de un futbolista extracomunitario tras la vacante del paraguayo Romero.

Katai, Santos y Bojan

Aunque resulta evidente que nadie se cierra a mejorar la plantilla ante la perspectiva de 17 partidos finales de Liga donde el Alavés se jugará su continuidad en la máxima categoría y la del proyecto al más alto nivel, quizás el gran problema de la entidad ha sido la imposibilidad de concretar, hasta el momento, salidas de futbolistas que apenas han aportado. Sobre todo en los casos ya recurrentes de Katai y Santos. Los dos fueron puestos en el mercado ya durante el pasado verano sin éxito. Ambos, además, cuentan con contratos que no concluyen hasta junio de 2019. En definitiva, temas espinosos no solo a corto sino a medio plazo.

El tercer jugador en el escaparate desde hace semanas es un Bojan que llegó cedido desde el Stoke City inglés y que tampoco ha cuajado en Mendizorroza. Con 345 minutos de Liga, un gol en la Copa ante el Getafe, pero al que ninguno de los entrenadores de la casa ha dado su confianza. Si finalmente se queda, competirá por una de las dos plazas de ataque con Guidetti, Munir, Sobrino, Burgui y hasta un emergente Demirovic. No parece sencillo que el ex del Barcelona pueda remontar su gris trayectoria en el conjunto albiazul. Hace unas semanas dispuso de una alternativa para salir hacia el fútbol norteamericano, pero prefirió rechazarla.

Abelardo, en cualquier caso, ya advirtió que serán «tres jugadores más de la plantilla» si continúan en el club a partir de mañana. El técnico dejó claro que sea cual sea el desenlace del mercado de invierno se encuentra «muy contento» con los futbolistas de los que dispone para afrontar el reto de la permanencia. Con el asturiano, el Alavés ha sumado trece puntos en ocho partidos, cuando antes había logrado seis en las trece jornadas iniciales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos