La 'cara B' del Atlético

Axel Werner, que hoy sustituirá a Oblak, coloca el balón en el partido ante el Lokomotiv. /Rodrigo Jiménez
Axel Werner, que hoy sustituirá a Oblak, coloca el balón en el partido ante el Lokomotiv. / Rodrigo Jiménez

Simeone da descanso a actores principales como Griezmann, Oblak y Saúl y cita a cuatro jugadores del filial

IÑIGO MIÑÓN

El Atlético de Madrid es a día de hoy el equipo de Diego Pablo Simeone. Una obra de autor que en siete temporadas ha levantado cinco títulos (Liga, Copa, Europa League, Supercopa de España y Supercopa de Europa) y ha disputado dos finales de Champions League. Es el equipo de Antoine Griezmann, su estrella, su goleador (19 dianas en Liga). Y es también, quizás desde una perspectiva más sombría, el equipo de Jan Oblak. El muro colchonero, el portero menos goleado del campeonato: solo 18 tantos en 34 jornadas (0,53 por partido). La pieza que protege la esencia del 'Cholo' y da sentido a la brillantez del delantero francés.

El principio y el final de una idea capaz de explotar al máximo un 28% de posesión en el campo del Arsenal con un jugador menos (1-1). «Como el Real Madrid tiene a Cristiano y el Barcelona, a Messi, nosotros tenemos a Oblak y Griezmann», subraya el entrenador argentino, que en Mendizorroza sigue jugando contra los 'gunners'. Ya ha empezado el partido de vuelta, que tendrá lugar el jueves en el Wanda Metropolitano, y ha decidido dar descanso a sus dos efectivos más importantes.

Primer partido liguero que se pierde el guardameta esloveno; quinto para el delantero francés. Tampoco se desplazan hasta Vitoria Saúl y Filipe Luis, además del lesionado Juanfran y el sancionado Giménez. Es el Atlético más desconocido, la 'cara B' de la obra del 'Cholo', que ha incluido en la convocatoria a cuatro jugadores del filial, que marcha noveno en el Grupo I de Segunda B. Ninguno de ellos ha debutado en Primera.

Roberto Olabe hijo

Destaca, aunque sea por nombre y vinculación con Vitoria, Roberto Olabe (Salamanca, 1996). El hijo del director de fútbol de la Real Sociedad, de su mismo nombre, nacido en la capital alavesa y exportero del Deportivo Alavés, el Salamanca y el propio equipo donostiarra. La saga continúa en un extremo izquierdo que, previo paso por las categorías inferiores del club 'txuri urdin' y el Villarreal, cumple su segunda temporada en el filial colchonero, donde esta temporada ha disputado 24 partidos.

Le acompañan el delantero Arona Sané (Senegal, 1995), autor de 2 goles en 34 encuentros, y el defensa Sergi González (Madrid, 1995), otro de los habituales de Óscar Fernández, con 30 partidos en su campaña particular. Y el guardameta Alexandre Dos Santos (Brasil, 1999), de tan solo 18 años, que ni siquiera se ha estrenado este curso en la categoría de bronce, dando lugar a una peculiar coyuntura en la portería rojiblanca en Mendizorroza.

El compromiso de Werner

Porque en punta, la ausencia de Griezmann se tapa con la presencia de jugadores internacionales como Diego Costa (3 goles), Gameiro (6), Fernando Torres (3) o Correa (8). Pero entre los palos, en el hueco que deja el ganador de los dos últimos Trofeo Zamora, estará el argentino Axel Werner (Rafaela, 1996). El quinto en discordia, ya que, como los citados del filial, tampoco ha debutado todavía en Primera División. Sí se ha estrenado en el primer equipo, ya que disputó la cómoda eliminatoria de Europa League ante el Lokomotiv, el mes pasado, dadas las molestias de Oblak.

El portero que sedujo a la dirección deportiva rojiblanca con 20 años y tan solo catorce partidos en el fútbol profesional con el Atlético Rafaela, reclutado en 2016 tras un desembolso de 800.000 euros que superó la puja del Manchester City -la pasada temporada jugó cedido por los madrileños en Boca Juniors-. Que sigue el modelo instaurado por Courtois y Oblak en el Vicente Calderón: 191 centímetros, brazos largos, buena colocación, reflejos y serenidad para afrontar el mano a mano contra los delanteros. Y compromiso.

Por ahí sedujo a Simeone. «Este chico, cuando viajamos para jugar ante el Levante, se fue en tren a ver el equipo sin estar convocado; cuando jugamos en Valencia, cogió un AVE y se fue a ver al equipo como un hincha más; cuando jugamos en Sevilla lo mismo... Son detalles que van gestando este tipo de oportunidades», explicó el entrenador rojiblanco cuando le dio la alternativa en la segunda competición europea, después de que el traspaso de Moyá a la Real Sociedad en el mercado de invierno acelerara su salto al puesto de segundo portero que el cuerpo técnico del Atlético le tenía preparado para el curso que viene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos