Deportivo Alavés

Cambios ante las primeras necesidades

Bojan, sonriente, antes de embarcar en el vuelo chárter que llevó al equipo a Vigo desde Foronda en la tarde de ayer. /Jesús Andrade
Bojan, sonriente, antes de embarcar en el vuelo chárter que llevó al equipo a Vigo desde Foronda en la tarde de ayer. / Jesús Andrade

Bojan apunta a la titularidad como '9' en un Alavés que debe puntuar ante el Celta si quiere evitar las urgencias

FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

La Liga Santander comenzó el 18 de agosto para el Alavés, aunque las circunstancias del mercado de fichajes, abierto hasta el 1 de septiembre, dictan hoy un nuevo comienzo para el conjunto de Luis Zubeldía. Con dos derrotas como incómodo lastre, quince días de paréntesis para ajustar las piezas en un equipo todavía en plena construcción y una última semana donde Medrán, Bojan y Munir se han añadido a la plantilla como elementos de calidad. Los tres entraron ayer en la convocatoria y viajaron junto a la expedición albiazul a Vigo. Otra cuestión será si, con pocos entrenamientos todavía junto a sus compañeros, todos ellos debutan o no ante el Celta sobre el césped de Balaídos. Parece que la entrada de los tres en el once inicial es improbable, pero en mayor o menor medida los cambios llegarán esta tarde en un partido que trae las primeras necesidades de la temporada para el conjunto albiazul.

Aunque nada será definitivo hasta una hora antes del choque, todo apunta a que el técnico argentino -tras dejar a Santos fuera de la convocatoria- contempla conceder la titularidad a Bojan Krkic en la posición de '9'. El delantero cedido por el Stoke City y Medrán, otra de las novedades, ya comenzaron en la alineación de sus equipos de origen en la primera jornada. Teóricamente, disponen de un mayor punto físico y de ritmo que Munir, que podría esperar su oportunidad desde el banquillo. El hispano-marroquí realizó la pretemporada con el Barcelona, aunque sus ocasiones de saltar al césped han sido más bien escasas este verano.

Con unos u otros elementos sobre el campo, el Alavés se presenta hoy en Vigo con la intención de arrancar. De colocar uno o tres puntos en su casillero. Las sensaciones siempre son un indicativo del progreso de un equipo a corto o medio plazo, pero cuando aprieta la necesidad nada hay como un resultado positivo para poder trabajar con tranquilidad. Una realidad que también acecha al Celta de Unzué. Tras batir su récord histórico de gasto en la plantilla, con 25 millones de euros, tampoco ha logrado sumar en las dos jornadas iniciales.

Luis Zubeldía ha pedido «mayor control del juego», una idea que parece dar opciones a Medrán Estilo

El Alavés se encontrará hoy una escuadra celeste que, pese a los malos resultados, cuenta con un bloque similar al del pasado y exitoso ejercicio. También el mismo gusto por el juego de combinación que trata ahora de exprimir el técnico navarro desde el banquillo. Algunos datos presentes y otros arrastrados desde la pasada campaña hablan igualmente de sus puntos teóricamente débiles. Con 21 faltas es el conjunto que menos infracciones ha cometido en el arranque de Liga, lo que indica su vocación de equipo que permite jugar, y desde el pasado 16 de abril no ha conseguido dejar su portería a cero. A cambio, ha marcado a balón parado en los dos primeros partidos, cuenta con el uruguayo Maxi Gómez como '9' de referencia y en racha (3 goles). Mantiene además a futbolistas como Wass o Aspas, que aúnan calidad y gol, además del recién fichado Emre Mor.

Trío de centrocampistas

Zubeldía ha pedido esta semana a sus futbolistas que busquen «un mayor control del juego» a través de un «mejor» manejo de la pelota. Tras el choque ante el Barcelona, además, dejó entrever que el dibujo 4-3-3, con tres mediocentros, podía tener continuidad mientras el equipo trata de crecer. De todo ello se adivina que con Pina como hombre por delante de la zaga, otros dos puestos se repartirán en el eje. En la idea del argentino parece cuadrar Medrán desde el inicio, mientras que Manu García y Wakaso podrían disputarse la otra plaza. Ante un adversario que suele calcar este sistema, con tres centrocampistas estilistas como Radoja, Jozabed y Wass, difíciles de frenar si disponen de espacios por dentro.

Además del probable estreno de Bojan como referencia ofensiva, las incógnitas también se abren en los extremos del Alavés. Ibai ha sumado dos titularidades, Burgui y Óscar Romero, una e incluso existe la posibilidad de ubicar en una de las bandas a Rubén Sobrino. A priori, el paraguayo, con dos partidos internacionales completos en sus botas y un largo viaje transoceánico, se antoja la opción menos probable. Son, en cualquier caso, algunas de las cuestiones por observar esta tarde en un Alavés donde la defensa, con mucho menos margen de elección, podría repetir.

Por delante, noventa minutos donde el cuadro vitoriano, más allá de disponer ahora de elementos de mayor calidad y gol en el ataque, es consciente de que deberá aferrarse a sus señas de identidad: organización y sacrificio. Para sostenerse ante un adversario especialmente afilado en Balaídos.

Fotos

Vídeos