Crueldad con un gran Alavés

Crueldad con un gran Alavés

El conjunto albiazul solo cede en los veinte minutos finales e Iglesias Villanueva le escamotea la opción del empate al obviar un claro penalti

Fernando Ruiz de Esquide
FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

Ni pudo ni le dejaron a un gran Alavés puntuar en el Camp Nou. Pese a las ausencias en el centro del campo y la dosificación de Abelardo tras el esfuerzo copero, el conjunto albiazul rozó la gesta tras una excelente primera mitad donde logró adelantarse y solo sucumbió en un tramo final de intensa presión local, agobios y manos salvadoras de Pacheco, pero trufado de circunstancias extrañas. A siete minutos del final Messi selló la remontada azulgrana tras aprovechar una falta que nunca debió señalarse al llegar precedida de un claro fuera de juego de Alcácer. Poco después Iglesias Villanueva, en el habitual arbitraje a la carta para los grandes, miró hacia otro lugar cuando la volea de Munir dirigida a la portería de Ter Stegen fue cortada por el brazo de Umtiti. Una mano claramente «invasiva», como refleja el reglamento cuando la articulación ocupa un espacio que no le corresponde de forma natural. Pero el colegiado gallego decidió sumarse a la lista anterior de agravios. Sí fue penalti aquel balonazo que golpeó a Guidetti ante el Leganés, no el despeje de Garay con las dos manos en la vuelta copera ante el Valencia... El club albiazul comienza a acumular razones para sentirse perjudicado con decisiones que cuestan puntos en un momento muy importante de la temporada.

Hay partidos como este, dos o tres por temporada, donde casi todo depende del rival. Y el primer temblor había llegado al conocer la alineación de Ernesto Valverde. Rotaciones, sí, pero para guardar a sus laterales Alba y Sergi Roberto y dar descanso al ancla Busquets. A partir de ahí y pese al choque copero del jueves ante el Espanyol, un inacabable arsenal ofensivo, como el debut como titular de Coutinho, junto a Messi y Suárez, además de la presencia en el césped de Iniesta. Pero se cumplió la primera premisa para tener opciones: la orquesta azulgrana no afinó como suele en los espacios cortos ni los albiazules concedieron casi nada en la jaula que diseñaron para amansar a la fiera. Un Alavés donde Abelardo permitió de inicio un respiro a Martín y Pedraza, los que acumulaban más minutos en las últimas semanas. Aunque la sorpresa en un cuadro vitoriano con cinco cambios respecto al duelo ante el Valencia, fue la suplencia de Munir, que después entraría para protagonizar la acción del penalti no señalado. El equipo albiazul quería competir, decía su alineación, pero sin descuidar la realidad de una Liga donde necesitará remar ante iguales para salir de su delicada situación.

Ocasiones claras y 0-1

Un choque donde todo apuntaba a la máxima desigualdad acabó convertido en un duelo abierto con todo tipo de situaciones que pudieron decidir. Evidentemente, el Barcelona monopolizó el balón durante la mayor parte del duelo, pero el Alavés supo utilizar sus bazas para meter el miedo al Camp Nou. Porque a un asedio inicial que obligó a los albiazules a refugiarse en sus últimos treinta metros de campo y achicar, le siguió una respuesta firme. Es decir, la recuperación de balones y aprovechar con criterio los espacios de un rival volcado al ataque, con dos laterales situados como extremos y prácticamente dos defensas centrales y Rakitic como únicos hombres en situación defensiva.

2 Barcelona

Ter Stegen; Semedo (Sergi Roberto, min.52), Piqué, Umtiti, Digne (Alba, min.52); Paulinho, Rakitic, Iniesta; Coutinho (Paco Alcácer, min. 66), Suárez y Messi

1 Alavés

Pacheco; Duarte (Demirovic, min.88), Laguardia, Maripán, Alexis; Wakaso, Medrán, Hernán Pérez (Pedraza, min.63), Ibai; Sobrino y Guidetti (Munir, min.75).

Goles
0-1, min.23: Guidetti. 1-1, min.72: Luis Suárez. 2-1, min. 84: Messi.
Árbitros
Iglesias Villanueva. Mostró cartulina amarilla a Wakaso (min.22), Duarte (min.27)
Incidencias
Asistieron al encuentro 62.639 espectadores en partido de la vigésimo primera jornada de laLiga disputado en el Camp Nou. Antes del inicio del partido, el delantero Luis Suárez recibió el premio como mejor jugador de laLiga del mes de diciembre

La amenaza albiazul, con velocidad y acierto en la transición ofensiva, se abrió con una oportunidad clara de Ibai que salvó Ter Stegen en el mano a mano algo forzado del vizcaíno. Poco después, un entonadísimo Sobrino probó de nuevo al portero azulgrana tras una prolongación de Guidetti. Segundo aviso. Hasta que apareció la acción mágica para abrir el marcador. Un Ibai en conexión con todos envió en profundidad sobre Guidetti. El sueco, en una acción de fortuna, celebró la paternidad a lo grande. Tras un remate donde se resbaló y el balón que lanzó con el pie derecho rebotó en su bota izquierda para despistar al meta holandés.

Cerca del 0-2 y caída final

Nada había decidido ante un rival de este calibre. Valverde tiró de Sergi Roberto y Alba para abrir aún más el campo y el Alavés sufrió aún más. Al límite de sus fuerzas. Con escaramuzas frecuentes. Bien pudo haber un penalti del notable Laguardia sobre Suárez antes del descanso, como el uruguayo mereció la tarjeta al menos naranja por una ‘coz’ sobre Duarte. El cuadro vitoriano, al borde de su resistencia, tuvo arrestos para rozar el 0-2. Ibai no llegó a rematar ante Ter Stegen y Piqué sacó el disparo posterior de Duarte que parecía colarse.

Más información

El Barcelona había tirado de corneta, ya con la entrada de Alcácer también, y tras las andadanas que salvó Pacheco, acabó por acertar Suárez en una volea cruzada. Pura lógica ante un asedio permanente, con fortuna en muchos rechaces y un repliegue ya intensivo pese a la entrada de Pedraza y Munir. Se acercaba el final, con todo por decidir frente a un rival temible pero desordenado en su furibundo ataque, aunque auxiliar y árbitro despejaron la tarea azulgrana en un pis pas. Messi aprovechó una falta que no debió lanzarse y la opción del empate se la ahorró Iglesias Villanueva. Crueldad con un gran Alavés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos