Alexis se expone a una severa sanción

Momento en que el árbitro, Palencia Caballero, se dispone a expulsar a Alexis.
Momento en que el árbitro, Palencia Caballero, se dispone a expulsar a Alexis. / Igor Aizpuru

El Alavés espera a conocer el acta del partido contra el Athletic para saber si el central albiazul, que agredió al árbitro tras ser expulsado, puede recibir un castigo ejemplar de cara a la Liga

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

El Alavés teme que los peores efectos de su amistoso de clausura, que por desgracia se convirtió en el amistoso más famoso del verano, aún estén por venir. El club albiazul espera a conocer la interpretación final del árbitro y la redacción del acta para saber si Alexis Ruano puede exponerse a una severa sanción que debería cumplir durante los primeros partidos de Liga. Y es que a pesar de que el encuentro no sea oficial y de que las sanciones en forma de cartulinas no computen para los torneos nacionales, la gravedad del incidente que protagonizó el central albiazul podría conllevar un castigo ejemplar por parte de la Federación.

Alexis vio la roja directa en el minuto 70, al parecer por insultar al árbitro, Palencia Caballero, de Segunda B. Cuando parecía encaminarse hacia los vestuarios, sin embargo, el central malagueño se encaró con el colegiado y le agarró de la barbilla. Tras la agresión, el juez del encuentro amagó con suspender el partido, hasta que los capitanes de los dos contendientes le convencieron de que se replanteara una decisión tan drástica. No obstante, en función de lo que refleje el acta, que no fue entregado tras el partido, la Federación podría suspender al futbolista por un periodo superior a un mes.

«Las faltas consistentes en agresión al árbitro principal, asistentes y directivos o autoridades deportivas, serán enjuiciadas por el órgano de competición que corresponda, según sean clubes nacionales o no, el cual impondrá la sanción que proceda», indica el Código Disciplinario de la Federación en su artículo 131, reservado para las ‘Infracciones cometidas en ocasión de partidos amistosos’. A pesar de que el episodio no fue uno de los más violentos que se han producido en un terreno de juego, la Federación entiende que un desprecio tan evidente hacia un trencilla no puede quedar impune por la imagen que transmite y por el riesgo que conlleva de cara a ocasiones futuras.

En este sentido, la Federación señala que «dirigirse a los árbitros, directivos o autoridades deportivas en términos o con actitudes de menosprecio o de desconsideración siempre que la acción no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes». Esta podría ser una de las premisas más leves a las que podría acogerse el organismo para esclarecer y castigar el gesto de Alexis cuando abandonaba el terreno de juego. No obstante, ese apartado no hace referencia alguna al momento en que el defensor sujetó la cara del colegiado. En este sentido, la pena por «agarrar, empujar o zarandear» es «de cuatro a doce partidos» de sanción.

El matiz determinante, por lo tanto, se encuentra en si el colegiado y el organismo regulador del fútbol español entienden como agresión grave el gesto de Alexis, lo que podría suponer un incremento considerable de la sanción. «Incurrirá en suspensión de tres a seis meses el que agrediese al árbitro principal, a los asistentes, cuarto árbitro, directivos o autoridades deportivas, siempre que la acción fuere única y no originase ninguna consecuencia dañosa», recoge la jurisprudencia federativa. Esta sentencia fue por ejemplo la que se le aplicó al exjugador del Granada Dani Benítez por su botellazo al colegiado en 2012, que le apartó de la competición durante tres meses. Pero resulta poco probable que se catalogue la acción de Alexis con esa magnitud.

El futbolista, por su parte, decidió ayer pedir perdón por su denostada acción, que corrió como la pólvora por la Red. «Quiero pedir disculpas al árbitro y a los aficionados. Me arrepiento, no voy a buscar excusas. Nunca lo hago», asegura el central malagueño, que promete reconducir su actitud de cara a sus próximos compromisos. «Nosotros al final tenemos que ser un ejemplo y a eso me comprometo en el futuro», sentencia la nota que colgó en su cuenta de Instagram.

LAS CLAVES

Por agredir al colegiado
Pese a tratarse de un duelo amistoso, la Federación podría suspender durante más de un mes al jugador
Posible baja para la Liga
El castigo máximo sería de 12 partidos, aunque en el club descartan una medida tan drástica
La disculpa de Alexis
«Me arrepiento y no voy a buscar excusas; tenemos que ser un ejemplo y a eso me comprometo»
2
partidos es la sanción mínima por «menosprecio o desconsideración» al árbitro, aunque ese apartado no recoge el agarrón en la cara al colegiado.

«Debemos recapacitar»

La reacción del malagueño era una de las más esperadas tras el final del encuentro de Lasesarre, en el que tanto Luis Zubeldía como Manu García hicieron autocrítica del bochornoso espectáculo con el que terminó el derbi ante el Athletic. «Tenemos que pedir disculpas a todos los aficionados que se han desplazado a Barakaldo. Nos vamos todos con una mala sensación. No podemos terminar un partido sin que haya un pitido final. Debemos recapacitar», aseguró el capitán vitoriano, mientras que el técnico prometió que hablaría en privado tanto con Alexis como con Romero, el otro futbolista albiazul que abandonó el césped antes de tiempo por expulsión. «Debemos tener un mejor comportamiento y corregir ciertas actitudes para evitar situaciones extremas».

Fotos

Vídeos