Gran salto del Alavés

Manu García celebra el tanto de la victoria en Mendizorroza. /Rafa Gutiérrez
Manu García celebra el tanto de la victoria en Mendizorroza. / Rafa Gutiérrez

Se impone en un notable partido al Sevilla con el tanto de Manu García y tras sufrir hasta el final por la expulsión de Duarte

Fernando Ruiz de Esquide
FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

El Alavés ha dado hoy un gran salto en Mendizorroza tras imponerse al Sevilla para encadenar la tercera victoria consecutiva en casa y cerrar la primera vuelta fuera de las posiciones de descenso. Más allá de todas estas buenas noticias, el conjunto albiazul, en el estreno de Guidetti y el regreso de Laguardia en la Liga, ha ofrecido la imagen de equipo competitivo, que crece semana a semana y afronta el tramo decisivo de la competición con confianza. Después de superar al rival gracias a un golazo de Manu García a la media vuelta y sufrir solo en los diez minutos finales tras la expulsión de Duarte.

Abelardo había optado de inicio por introducir tres novedades. Dos obligadas por las ausencias de Alexis y Burgui, que dieron paso a Laguardia y Guidetti, en el estreno de ambos en la competición liguera. Pero el técnico optó por modificar todo el centro de la zaga y también recuperó a Ely para sentar a Maripán. Para un choque espinoso ante un Sevilla que desde los instantes iniciales ha mostrado su peligro. Al equipo vitoriano, que trataba de adelantar la zaga y reducir los espacios, le costaba ajustar las marcas. El rival tocaba demasiado fácil y Banega y Ben Yedder ha dispuesto de las primeras ocasiones, con intervenciones de Pacheco y Laguardia para frenarlos.

1 Alavés

Pacheco; Pacheco; Martín, Laguardia, Ely, Duarte; Ibai (Sobrino, m. 90), Pina, Manu García, Pedraza; Munir (Wakaso, m. 84) y Guidetti (Hernán Pérez, m. 76).

0 Sevilla

Rico; Mercado (Corchia, m. 83), Kjaer, Lenglet, Carole; Geis (Sarabia, m. 62), Pizarro; Navas (Muriel, m. 73), Pizarro, Nolito; y Ben Yedder.

Gol
1-0, m.52: Manu García.
Árbitro:
Sánchez Martínez. Pésimo. Ha expulsado a Duarte (m. 83) por doble tarjeta. Amarillas para Ely, Pina y Manu García por el Alavés y a Kjaer y Lenglet por el Alavés.
Incidencias:
19.413 espectadores en Mendizorroza.

Pero poco a poco el Alavés ha comenzado a equilibrar el duelo. Serio en defensa, con Laguardia tapando algún error de Ely, más recuperación cerca de la portería contraria, la entrada en juego de Ibai y Martín y escaramuzas de un dúo ofensivo Munir-Guidetti que promete. El primero con la habilidad habitual y el segundo como referencia ofensiva, capacidad para bajar balones y jugarlos con criterio. Sin demasiada llegada albiazul pero sí chispazos. Como un balón que Pedraza no ha podido controlar bien para encarar a Rico o un cabezazo de Munir con mano posterior de Kjaer, que bien pudo ser penalti.

El Alavés ha insistido tras el descanso hasta que ha encontrado el tanto en una acción a balón parado. Munir ha devuelto el balón al área tras un córner y Manu García, tras controlar, ha enviado un disparo a media altura imposible para Rico. Lejos de acunarse en su ventaja, el equipo albiazul ha sacado después su mejor fútbol. Con todo el equipo entonado y disfrutando de su crecimiento. Sin permitir demasiado al Sevilla y con individualidades crecientes como Martín, Pina y un excelente Munir que creaba mucho peligro al conectar con Guidetti. Mendizorroza disfrutaba aunque no llegaba la sentencia, pero la expulsión de Duarte a diez minutos del final ha complicado la situación. Banega ha tenido el empate, pero el Alavés se ha salvado para resistir hasta el final. Tres puntos, los primeros ante un rival de la parte alta, que elevan al Alavés a otra dimensión.

Información relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos