Deportivo Alavés

El Alavés enloquece a la afición en su presentación

Manu García saluda a los aficionados en Fueros. / J. Andrade y B. Castillo

La ilusionada hinchada alavesista bendice a su nuevo escuadrón en una entregada Plaza de los Fueros

IÑIGO MIÑÓN

Mirada al pasado para consolidar el futuro. ‘Las victorias del pasado me enseñaron a creer que nunca te rendirás’, como canta Mendizorroza. Los vídeos del escenario exhibían la final de Copa, el gol de Theo ante el Athletic, la victoria en el Camp Nou. Momentos mágicos de la inolvidable temporada pasada. Los seguidores que llenaban la Plaza de los Fueros esperaban a los guerreros de la venidera. Los más aclamados, los supervivientes de Segunda: Fernando Pacheco, el lesionado Víctor Laguardia y, por supuesto, Manu García, el capitán que «ha chupado barro», recordó el ‘speaker’ Ohian Vega.

«Es un lujo tener esta afición y esta ambiente en ‘Mendi’. Nosotros solo devolvemos una parte de lo que nos dan. Lo pasamos mal en Segunda B y en Jaén. Aquello fue un punto de inflexión. Ese año fue muy duro y yo les cuento a todos los compañeros que ellos nunca dejaron de apoyarnos, pese a que a veces lo hacíamos realmente mal», rememoraba el vitoriano. Mirada al pasado para consolidar el pasado. «Mucha gente ha sembrado desde al anonimato para poder estar hoy aquí y no nos olvidamos de ellos, son un espejo en el que mirarnos», precisó el entrenador, Luis Zubeldía, neófito en alavesismo pero experto en pasión futbolística.

«Mi único deseo de corazón es que ustedes, como alma del equipo, estén orgullosos de nosotros», lanzó el entrenador argentino a la afición. Entregada de nuevo a la causa. Vitoria sigue palpitando en albiazul, hay ganas de Glorioso. La fuerza del grupo más allá del terreno de juego. Una comunión que los nuevos empiezan a conocer: Wakaso la grabó con su móvil, Maripán la celebró enfundado en una bandera chilena y la plantilla se despidió con un ‘selfie’ multitudinario.

Objetivo, «competir»

Complicidad y primeros cánticos del curso. Hay que afinar la orquesta todavía, las piernas en el césped y las gargantas en la grada, pero el nuevo escuadrón albiazul ya está bendecido por su hinchada. Con una sola promesa. «Nuestro deber es trabajar de manera incansable», subrayó Zubeldía. Mandan los resultados, pero por encima «están las sensaciones», incidió el técnico pampeano. El objetivo, más allá de la clasificación, es «competir y entrenar lo mejor en cada partido».

«Hay que soñar», invitó Manu, pero con los pies en el suelo. «Somos unos recién llegados a la categoría y el año pasado nos demostró que con nuestras señas de identidad, humildad y trabajo, se pueden conseguir cosas. La competición nos pondrá en nuestro lugar». Mirada al pasado para seguir soñando juntos.

Los dorsales

Pacheco
1
Vigaray
2
Duarte
3
Alexis
4
Laguardia
5
Maripán
6
R. Sobrino
7
Katai
8
Santos
9
Romero
10
Ibai
11
Sergio Llamas
12
Antonio Sivera
13
Burgui
14
Dani Torres
16
Pedraza
17
Manu
19
Héctor
20
Enzo
21
Wakaso
22
Krsticic
23
Adrián
26
Einar
27
Ermedin Demirovic
29

Fotos

Vídeos