Alavés

Enderezar las estadísticas negativas

Pedraza se desespera desde el césped en una de las oportunidades ante el Real Madrid que acabó en el palo. / Igor Aizpuru

Pese a acabar con la falta de goles y victorias, el Alavés es aún el equipo que menos remata y más disparos concede al rival

Fernando Ruiz de Esquide
FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

El Alavés busca el equilibrio que ha faltado en el inicio del campeonato y, por ello, acumula todavía demasiadas estadísticas negativas que tratará de enderezar con el paso de las jornadas. En las dos últimas, ante el Real Madrid y el Levante, ha acabado con las que amenazaban directamente su integridad: la ausencia de goles y victorias. Sin embargo, al equipo albiazul aún le queda por delante mucha tarea para acabar con el lastre numérico consecuencia de las seis derrotas consecutivas. Y es que aún es el equipo que menos remata a puerta en Primera División y también el que más tiros ha concedido a sus rivales en el tramo inicial de Liga.

Los datos

21
tiros a puerta del Alavés en lo que llevamos de temporada, a tres por jornada. El Eibar y el Espanyol (22) y Las Palmas (23) le siguen. La Real Sociedad suma 39, por detrás del Barcelona y el Real Madrid (52).
122
tiros ha concedido el Alavés a sus rivales en siete partidos, 39 contra la portería de Pacheco.
5
veces ha topado el Alavés contra los postes, la última de Munir.

Al conjunto albiazul le ha costado demasiado atinar con la portería. Nada menos que seis partidos, hasta que Manu García, con un cabezazo inapelable, rompió la racha en el duelo ante el Real Madrid. Dos cuestiones han pesado. La primera, una evidente falta de capacidad del Alavés para generar juego ofensivo. Para firmar solo 21 disparos a puerta en siete encuentros, por detrás de otros rivales con problemas en la clasificación como el Eibar y Las Palmas (22), que le aventajan ahora en tres puntos. La segunda, una cuestión de fortuna y mala puntería en momentos puntuales que ha acechado a los albiazules.

De ello hablan las oportunidades desperdiciadas -penalti de Manu García en Leganés, ocasiones de Bojan en Vigo...- y, sobre todo, una inusual querencia por los postes. Con un conjunto vitoriano que se ha estrellado ya en cinco oportunidades contra los tres palos. Arrancó la serie en la jornada inicial con un disparo de Burgui que rozó el larguero en Butarque. Después, la fatalidad llegó encadenada en los tres últimos duelos. Ely topó con la madera ante el Deportivo en La Coruña en lo que pudo ser el 0-1, Pedraza lo hizo en dos ocasiones ante el Real Madrid y Munir repitió frente al Levante. Allí, no obstante, también logró su primer tanto. Un futbolista que lidera dos estadísticas albiazules: el que más faltas recibe del equipo (18) y el que ha incurrido en más fueras de juego (10).

La Real, en el polo opuesto

Tras la llegada de De Biasi, el Alavés experimentó en su primer partido ante el Levante un cambio importante, y no solo por la victoria. El conjunto albiazul logró por primera vez dejar su puerta a cero en un choque donde al adversario no fue capaz de lanzar entre los tres palos en noventa minutos. El plantel levantino pudo marcar en alguna acción aislada, pero el sistema defensivo vitoriano funcionó para conceder muy pocas oportunidades claras.

Un examen de mayor altura llegará el sábado ante una Real Sociedad que se encuentra en el polo opuesto al Alavés en la estadística ofensiva. Después del Real Madrid y el Barcelona (52), el conjunto txuriurdin es el equipo que más lanza a puerta del campeonato (39). De estos lanzamientos, 17 han acabado en gol. Dentro de unos números globales donde el conjunto de Eusebio destaca también por la gran cantidad de centros al área (172), en buena parte por la profundidad de sus laterales Odriozola y Kevin, y es solo superado en este capítulo por el Real Madrid. En definitiva, el duelo de estilos está garantizado para el estreno de De Biasi en Mendizorroza.

Fotos

Vídeos