Fútbol

El Alavés cree indispensable reforzar la banda derecha y el ataque en invierno

Romero presiona a Sergi Roberto en el choque disputado en Mendizorroza ante el Barcelona. /Ander Guillenea
Romero presiona a Sergi Roberto en el choque disputado en Mendizorroza ante el Barcelona. / Ander Guillenea

El club ha trazado ya su estrategia para el próximo mercado, en el que contempla en torno a tres fichajes de proyección ofensiva

IÑIGO CRESPO

El Alavés se postula como uno de los principales animadores del mercado que alzará la persiana el 1 de enero. El conjunto albiazul considera prioritario reforzar su parcela ofensiva, que carece de efectivos específicos en la banda derecha y en el frente de ataque, donde solo Christian Santos figura como ariete puro. A pesar de que la actual dirección deportiva, encabezada por Sergio Fernández, siempre ha subrayado su recelo hacia el bazar invernal, cree ahora imprescindible incorporar dos o tres piezas que permitan a la plantilla completar la abrupta transición entre Luis Zubeldía y Gianni De Biasi, de apuestas futbolísticas contrapuestas.

Es cierto que el equipo vitoriano acudió el pasado curso al mercado de enero para incorporar como cedidos a Rodrigo Ely y Óscar Romero. En aquella ocasión, sin embargo, contaba con una seguridad mucho mayor en su rendimiento, que le permitió actuar de manera plácida y con la vista puesta en el futuro, tal y como quedó plasmado en el acuerdo que alcanzó el Alavés con el central brasileño en verano, con el que lo convirtió en uno de sus grandes baluartes. En esta ocasión, sin embargo, la secretaría técnica deberá dar un paso al frente y no esperar a las oportunidades que surjan en las últimas horas del periodo de traspasos. Es más, el equipo de Sergio Fernández tiene ya un plan trazado para tratar de apuntalar el equipo antes incluso de que arranque la segunda vuelta de la Liga (21 de enero ante el Leganés en Mendizorroza).

El conjunto albiazul, que se encuentra alerta a cualquier gran propuesta que le permita ampliar su hoja de tácticas más allá de los cinco defensas de manera eventual, tiene dos posiciones marcadas en rojo, que considera esenciales para dotar al equipo de cierto equilibrio y presencia ofensiva. El Alavés es hoy un bloque un tanto descompensado por su escaso derroche en el carril derecho, donde tanto Vigaray como Alexis, de corte mucho más conservador, se encuentran lejos de ofrecer el despliegue que espera Gianni De Biasi a la hora de atacar de manera rápida y precisa.

El italiano, además, parece hoy decidido a continuar con un delantero centro natural que le dé espacios a Munir y ayude a adelantar las líneas del equipo, tal y como sucedió de manera clara en el choque de Copa ante el Getafe. Pero la postura del Alavés se encuentra muy lejos de pasar a depender en exclusiva del ariete venezolano, que estuvo en la rampa de salida en el pasado mercado de verano por su falta de continuidad en el juego y su irregularidad en el rendimiento. El club, en este sentido, persigue otro delantero que sirva como alternativa a Santos, pero que pueda subir la presión y participe más en el proceso de llegar al área rival.

Nuevas variantes

El sistema que ha empleado De Biasi desde la visita al Betis en el Benito Villamarín, con tres centrales y dos carrileros, invita a pensar que el club albiazul persigue un jugador del estilo de Pedraza, o de un interior de gran recorrido para mantener el mismo grado de amenaza en las dos bandas. No obstante, el Alavés mantiene el radar activado para algunos puestos que ahora disfrutan de cierta estabilidad, como el lateral izquierdo -permitiría volver a la defensa de cuatro de manera puntual y adelantar unos metros a Pedraza-, el centro del campo, ahora algo más definido con Pina y Wakaso, e incluso, el extremo derecho, que devolvería a Vigaray o Alexis a la demarcación de lateral y sumaría un hombre más a la parcela ofensiva.

El Alavés, por lo tanto, contempla un escenario en el que contaría con al menos dos nuevos fichajes en verano, y solo podría optar a alguno más en caso de dar salida a sus futbolistas con menos minutos, como Katai, Enzo y Torres, aunque la marcha de este último estaría supeditada a la llegada de un mediocentro defensivo, pues el conjunto albiazul no cuenta con un recambio natural para Pina más allá del colombiano. En cualquier caso, el club vitoriano intentará perfilar la plantilla para Gianni De Biasi con un margen muy estrecho, aunque con una perspectiva más clara de las necesidades que debe cubrir para perseguir la permanencia.

Fotos

Vídeos