Fútbol

El Alavés, ante el desafío de comenzar a sumar contra los grandes

Abelardo y su ayudante, Javier Cabello, intercambian impresiones en el entrenamiento de ayer./Jesús Andrade
Abelardo y su ayudante, Javier Cabello, intercambian impresiones en el entrenamiento de ayer. / Jesús Andrade

El conjunto albiazul, que ha caído ante todos los equipos de la parte alta, dispone frente al Sevilla de su última oportunidad en esta primera vuelta

Fernando Ruiz de Esquide
FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

El Alavés cierra mañana la primera vuelta de la competición con el desafío de estrenar el casillero de puntos ante uno de los equipos de la parte alta de la tabla. Barcelona, Atlético de Madrid, Real Madrid, Valencia y Villarreal resultaron inaccesibles y ahora el Sevilla, que también ocupa posiciones europeas, se presentará en Mendizorroza en un momento delicado para los albiazules. Tras la decepción en el derbi de Bilbao y el retorno a las posiciones de descenso. La mala racha del rival, con solo un punto sumado de los últimos doce, se antoja una anécdota ante su potencial. «Es un equipo para estar en ‘Champions’, que es su objetivo, con jugadores de una gran calidad técnica y verticales», advirtió ayer Abelardo.

El Alavés tratará de aferrarse al efecto Mendizorroza, donde ha fraguado su recuperación con los triunfos consecutivos ante Las Palmas (2-0) y Málaga (1-0), dos de los rivales directos, además de añadir las dos victorias coperas frente al Getafe (3-0) y el Formentera (2-0). El técnico alavesista admitió que «no va a ser fácil» sumar contra un adversario como el Sevilla, aunque hizo hincapié en que el campo del paseo de Cervantes debe ser el bastión para pelear por la permanencia. «Es probable que vayamos a sacar más puntos en casa y la mentalidad va a ser la misma, la de ir a por ellos».

La realidad del calendario también apunta a que el Alavés necesitará de una segunda vuelta de nivel en Vitoria para alcanzar su objetivo. Porque las siguientes visitas, de forma consecutiva, le llevarán a verse las caras fuera de casa ante Barcelona, Villarreal, Real Madrid, Real Sociedad y Valencia. En Mendizorroza, sin embargo, al Sevilla le seguirán el Leganés -el próximo domingo-, Celta, Deportivo de la Coruña, Levante, Betis, Getafe y Girona.

Por ahora, Abelardo se centra en un Sevilla que exigirá recuperar las señas de identidad albiazules, esa presión ajustada sobre los rivales que desapareció en Bilbao. «Uno de los objetivos va a ser que no se encuentren cómodos con el balón», remarcó el técnico asturiano.

«Valorar» con Guidetti

Abelardo no ofreció ayer pista alguna sobre las modificaciones que deberá incluir mañana en el once inicial, aunque sí apuntó que tiene claro qué equipo opondrá a los andaluces. «No voy a mentir, tengo la alineación decidida, pero no la voy a decir». Al menos, el preparador albiazul deberá incluir dos cambios respecto al equipo que ha jugado en los cuatro últimos duelos ligueros. Uno en ataque por la lesión muscular de Burgui y otro en el eje de la zaga por la sanción de Alexis.

El técnico alavesista tampoco quiso desvelar si Guidetti, que en el choque copero se quedó fuera por una molestia, y Hernán Pérez entrarán o no en la convocatoria. «Vamos a esperar al entrenamiento de mañana (por hoy) para valorar y analizar», puntualizó. En cualquier caso, parece complicado que cualquiera de ellos entre en el once. A priori, Demirovic y Sobrino pugnan por esa plaza en el ataque. Abelardo, tras los tres goles del bosnio en la Copa, insistió en que «hay que ir con paciencia porque será un jugador importante en el futuro, aunque eso no quiere decir que no pueda estar en la lista o ser titular» mañana. La otra duda, el dúo de centrales que elegirá entre Maripán, Ely y Laguardia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos