Abelardo: «Ha sido el peor partido desde que llegué»

Abelardo en el encuentro contra el Athletic/
Abelardo en el encuentro contra el Athletic

El técnico del Alavés realza la superioridad rojiblanca y lanza un aviso: «Esto va a ser muy duro»

JUANMA MALLO

Abelardo Fernández no buscó ninguna excusa para la derrota del Alavés. Fue claro el técnico asturiano, y aceptó que su equipo no había estado bien, que no había entrado de la manera adecuada al partido contra el Athletic en San Mamés y que no cumplió con la premisa básica que había inculcado al vestuario durante la semana: salir al campo con la misma fuerza y garra que su oponente vizcaíno. «No lo hemos conseguido. ¿Por qué? Porque es un partido de fútbol, porque el Athletic ha superado al Alavés. Mis jugadores han ido a ganar, a intentar esa intensidad, pero ha habido un rival mejor. No hay que sacarle una lectura más. No hemos estado finos. No ha sido el día del Alavés y sí ha sido el del Athletic», reconoció el preparador.

Después de unos encuentros en los que el Alavés había cogido aire, que había sumado tres victorias en cuatro duelos, los vitorianos regresaron a la cruda realidad, se encontraron con una derrota en esa larga y complicada ruta, dijo Abelardo, hacia la salvación. «Ha sido el partido que hemos estado peor. Sin duda. Esto va a ser muy duro. No hay que olvidarse de que cuando cojo el equipo tenía seis puntos. Y ahora estamos vivos. En Primera es muy difícil ganar y hay que valorar mucho cada victoria. Va a ser una montaña rusa», alertó el exfutbolista.

Dos pecados

En su análisis, colocó dos pecados en su grupo, más allá de esa falta de intensidad. Por un lado, la forma de defender la jugada que provocó la diana de Etxeita. «Habíamos incidido bastante en las acciones a balón parado. Y nos hemos despistado, nos han marcado y nos ha venido un bajón anímico. Hemos perdido todos los duelos individuales», cabeceó como primer error. Y el segundo: el hundimiento después del tanto de Aduriz. «Nos ha venido como una losa. No hemos estado nunca con la sensación de haber podido levantar el partido», señaló. Descartó hablar de esa acción. «Desde el banquillo no le he visto bien. Veo que los dos se están agarrando. Y es el árbitro y el juez de línea quienes mejor lo ven», analizó.

Y realzó la labor de Iturraspe y Rico en el centro del campo: «Han dominado. Y han abierto rápido el balón a la banda para que Williams y Susaeta nos crearan problemas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos