Alavés

Abelardo se multiplica en Vitoria

Abelardo saluda a los aficionados, que corearon su nombre tras el triunfo ante el Athletic y la vuelta al campo del equipo./Rafa Gutiérrez
Abelardo saluda a los aficionados, que corearon su nombre tras el triunfo ante el Athletic y la vuelta al campo del equipo. / Rafa Gutiérrez

Suma 13 victorias en 24 partidos con el Alavés, las mismas que en 56 con el Sporting

FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

Más que sumar, Abelardo se ha multiplicado en Mendizorroza. El técnico que aterrizó en Vitoria en diciembre, cuando las posibilidades de salvación del Alavés eran algo mayores que la opción de encontrar un oso polar en una sauna, dirigió ante el Athletic su partido número 80 en la Liga Santander. Para firmar en el derbi su victoria número 13 con los albiazules en 24 partidos. Es decir, los mismos triunfos que el preparador asturiano obtuvo en su estreno en la categoría en 56 duelos al frente del Sporting.

Para explicarlo de otra manera, 41 puntos logrados en su etapa vitoriana, levemente superior a una vuelta de la competición, por los 51 que logró en la temporada y media que duró su estancia como técnico en El Molinón. Ante esta evidencia ni siquiera cabe utilizar la palabra progresión, más bien gesta o proeza. No hay duda de que dentro de algunos años se hablará todavía de aquel Alavés que perdió los seis primeros partidos y se salvó, como si nada, a cuatro jornadas del final.

Mejor media histórica

Abelardo, recién renovado y que durante varias fases de la temporada explicaba que el ritmo de su Alavés era «insostenible», ha acabado por equivocarse. En este momento es de 1,7 puntos por partido. De hecho, incluso con una derrota en la jornada final en Sevilla, su media sería la mejor del equipo albiazul en su historia de Primera. Porque le llevaría a la proyección de 62 puntos en todo el campeonato. La única ocasión en la que un entrenador ha rozado esa cifra (61) llegó con Mané en el banquillo y la sexta plaza en la campaña 1999-2000. Eso sí, existe un caso aislado de un técnico de breve recorrido y una media superior en la máxima categoría. Juan Carlos Oliva, en la etapa Piterman. Entonces, el técnico firmó diez puntos en cinco partidos (2 de media) para sellar una espectacular reacción antes de ser destituido. Cosas que entonces sucedían por Mendizorroza. Era 2006 y el equipo descendió.

Abelardo cerrará su primera experiencia liguera en el Alavés con el objetivo de la salvación cumplido con holgura y también una cuarta o quinta plaza en la clasificación parcial de los últimos 25 partidos, que será los que dirija finalmente el técnico asturiano. Porque solo Barcelona (55), Atlético de Madrid (51), Real Madrid (48) y Betis (42) han sumado más que el conjunto albiazul durante esta etapa (41).

Una increíble escalada en la tabla que ha colocado al Alavés en la duodécima posición, la mejor de toda la temporada, a falta de la última jornada de Liga. Dentro de una clasificación muy comprimida en el centro, aunque, incluso, una carambola podría llevar a los alavesistas hasta la novena posición final. Es decir, la misma que la pasada temporada, lo que supondría convertirse en el primer equipo vasco. En juego también este sábado, los alrededor de 225.000 euros que la Liga concede por cada puesto ganado.

Abelardo, que en Gijón logró una apuradísima salvación para acabar destituido a mitad de su segunda campaña, ha sellado en cinco meses en Vitoria una plusmarca. Como él mimo dijo, para sacar el autobús por las calles peatonales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos