Alavés

Abelardo: «El gol llega en la jugada más inesperada, pero ha sido merecido»

Abelardo gesticula durante el encuentro en Mendizorroza. /
Abelardo gesticula durante el encuentro en Mendizorroza.

El entrenador del Alavés afirma que «tuvimos 4 o 5 ocasiones muy claras» para desequilibrar un partido en el que «era complicado encontrar huecos»

MARÍA JOSÉ PÉREZ

Después de haber fallado un penalti a la media hora de juego y de haber desaprovechado «cuatro o cinco ocasiones muy claras para haber desequilibrado el partido mucho antes», el Alavés consiguió el gol de la victoria «en la jugada más inesperada», afirmó ayer Abelardo. «Pero ha sido merecido», completó la frase el entrenador del Alavés, que recordó que esto demuestra, como ha dicho en otras ocasiones, que «es muy difícil ganar en Primera». «A los de abajo les cuesta mucho ganar», prosiguió, por lo que calificó como «muy meritorio que estos jugadores hayan sumado en las trece jornadas que llevo aquí 25 puntos».

El partido de ayer fue una clara evidencia de lo que cuesta ganar, entre otras cosas porque «ellos juegan con nueve por detrás replegados y es difícil encontrar huecos». A lo que hay que sumar «la mala suerte» de que Manu García fallara un penalti.

Abelardo explicó que hubo otras circunstancias que condicionaron el desarrollo del partido como el fuerte viento que sopló durante los 90 minutos y el hecho de que «el campo estuviera un poquito irregular por la nevada». El técnico asturiano reconoció que en algunos momentos se les hizo difícil «una circulación rápida del balón. Hemos intentado meter gente por dentro» y aunque tuvieron complicaciones, estimó que «lo hemos hecho bien pese a que a veces nos ha faltado rapidez en la circulación», insistió.

Tras la expulsión de Munir, cuando ambos equipos se quedaron con diez jugadores en el campo, «desde el banquillo teníamos miedo» a que en el centro del campo recuperasen el balón, «pero hemos estado muy bien en las segundas jugadas». Y destacó que «no ha cambiado el guión en esos minutos y el equipo ha seguido siendo el claro dominador».

Con 31 puntos en el casillero, la permanencia parece un objetivo ya fácil de alcanzar. Sin embargo, Abelardo no quiere lanzar las campanas al vuelo. «Sólo pienso en la permanencia», dijo en la sala de prensa. Es más, ni siquiera en ello, sino «en el entrenamiento de mañana para preparar el partido contra la Real Sociedad. Queremos ir mejorando en cada encuentro. Porque todos son partidos de nuestra liga en los que vamos a intentar sumar», añadió.

En términos generales, el asturiano se refirió también al «trabajo encomiable de sus jugadores», de los que dijo que son «una envidia» para cualquier entrenador por «su compromiso y su entrega». Reconoció que está «muy satisfecho» porque cuando cogió el equipo, «ni el más optimista pensaba esto. Ni yo mismo y eso que soy muy optimista», dijo con una sonrisa.

La derrota supuso para el Levante «un varapalo», reconoció el técnico del conjunto valenciano, Juan Ramón López Muñiz, que aseguró que «no se puede reprochar nada a los jugadores. Tengo que felicitarles, aunque alguno puede pensar que estoy loco; pero es que creo que el resultado no fue justo con el trabajo que realizó el equipo». Un trabajo que requirió un esfuerzo extra al jugar desde el minuto 30 con un hombre menos y que «en los últimos minutos se ha notado». Y consideró que en la jugada del gol de Laguardia «nos faltó un poco de concentración».

Laguardia, feliz

Víctor Laguardia, precisamente, no podía estar más satisfecho al término del partido. Tenía un doble motivo para ello, el triunfo y el primer gol de la temporada en su cuenta particular. «Estoy muy contento, después de mucho tiempo sufriendo», decía recordando el largo tiempo que necesitó para recuperarse de su lesión de rodilla. El tanto y la victoria se los dedicó «a la gente que nos apoya en los momentos buenos y, sobre todo, en los momentos malos». El defensa albiazul explicó sobre el partido que «con diez, ellos nos lo han puesto muy difícil». A pesar de que el levante llegaba a Mendizorroza inmerso en una mala racha, «han defendido muy bien».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos